Vista aérea de Vigo y la factoría Vulcano

La crisis del naval mexicano hace dudar de los encargos de Pemex a Galicia

stop

El director general de la petrolera insiste en una entrevista en reactivar los astilleros privados aztecas. El presidente de la Xunta anunció hace un mes que la empresa daría carga de trabajo al naval gallego

21 de mayo de 2012 (22:28 CET)

Hace justamente un mes que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, regresó de un viaje a México en el que acompañó a Mariano Rajoy, y con el que se trajo un anuncio bajo el brazo. Aseguró que había llegado a un principio de acuerdo con la petrolera Pemex para traer construcción naval a Galicia. Treinta días después, fuentes del sector desconfían de la noticia. Creen que la situación de crisis que también viven los astilleros aztecas dificultará que la petrolera derive trabajo fuera de sus fronteras.

Uno de los representantes en el naval del sindicato CIG, César Rodríguez, asegura que la situación de los astilleros mexicanos tampoco es buena, y no cree “que tanto el actual Gobierno de México, como el futuro, permitan que Pemex vaya a desviar producción fuera de sus fronteras”.

"Es cierto que uno de los representantes de Pemex va a estar en la feria de Navalia, (que estos días se celebra en Vigo) pero eso no es algo que nos diga nada por el momento. En el pasado ya se hicieron muchos anuncios que no se concretaron", explica.

Por su parte, Ramón Sarmiento, de Comisiones Obreras, asegura que a estas alturas aún no hay mucha información de “hasta donde pueden llegar los compromisos”.

Declaraciones de Suárez Coppel

Los grupos de la oposición también son reticentes al anuncio de que los astilleros gallegos contarán con carga de trabajo mexicana y aducen a las últimas informaciones que llegan del otro lado del charco, donde precisamente los sindicatos aztecas del naval demandan encargos al Gobierno.

A finales del mes de marzo, el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, manifestó en un entrevista radiofónica la intención de su empresa de fomentar el empleo en el país, revirtiendo carga de trabajo en el sector del naval.

“Ahora lo que nos falta es modernizar la flota menor. Hay 17 remolcadores que tenemos que comprar (…) lo que vamos a hacer es que podemos ser mucho más agresivos en cuanto a desarrollar contenido nacional. Lo que estamos planeando hacer es comprar estos remolcadores, pero comprarlos en tales condiciones, con contenido nacional alto y plazos largos, como para que estos se puedan construir en México de la mano de la Armada y sus astilleros, y también de la mano de los astilleros privados, tratando de reactivar la industria”, declaró Suárez Coppel.

Los sindicatos aztecas demandan ayuda de su Gobierno

Igualmente, desde el pasado año, los sindicatos mexicanos del naval están llevando a cabo una fuerte campaña en la que demandan a su Ejecutivo que fomente la carga de trabajo para un sector tan importante como el de sus astilleros. “Seguiremos con esta lucha aún cuando se renueve el Gobierno” aseguraron a la prensa desde el Sindicato de Trabajadores de la Industria Naval.

Igualmente, el mes pasado, un grupo de industriales encabezados por Gabriel Delgado --presidente de la Asociación Nacional de Ingenieros Civiles-- realizaron gestiones ante la Secretaría de Economía para crear una Cámara Nacional de la Industria Naval. Según demandaban “esta cámara se encargaría de promover acciones para aumentar la competitividad de los astilleros mexicanos”.

La oposición ve markéting

Por informaciones de este tipo es por lo que los sindicatos gallego dudan de que, finalmente, los posibles acuerdos del Gobierno gallego se vayan a llegar a materializar. Los partidos que sustentan la oposición a la Xunta creen que el anuncio de Pemex no es más que “un conejo sacado de la chistera”.

“No es la primera vez que se hacen anuncios de este tipo, ya se ha hablado de la construcción de arrastreros por parte de Acemix, también se vendieron encargos de Rusia, de Venezuela, de Brasil... Ahora estamos con Pemex, pero no creemos que sea nada substentado en la realidad”, comenta el diputado del BNG Henrique Viéitez.

De la misma opinión es el socialista José Luis Méndez. “No se conoce ninguna iniciativa nueva, este solo es el enésimo anuncio de una nueva inversión extranjera, como no solo se hecho con el naval, sino también con otras empresas como la Mitsubishi”, sostiene. 

La Xunta desoye las críticas

Por su parte, la Administración gallega sigue defendiendo tanto su anuncio como su calendario. Asegura que por el momento existe un "primer acuerdo" en el que se está trabajando para poder impulsar el naval gallego y del que se conocerán novedades en el plazo marcado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad