Instalaciones del Club Financiero Atlántico

La crisis del Club Financiero Atlántico lleva a su plantilla a huelga

Los empleados del Club Financiero Atlántico realizarán un paro este viernes para reclamar las dos mensualidades que les adeuda la entidad, en concurso

Nueva vuelta de tuerca a la crisis que vive el Club Financiero Atlántico, entidad radicada en A Coruña y, desde hace años, referente para la vieja guardia del empresariado de la ciudad. La entidad, presidida por Mariano Gómez-Ulla, solicitó el pasado diciembre su entrada voluntaria en concurso de acreedores. De forma oficial, no se aclararon exactamente los motivos que habían desencadenado esa decisión. El club solo indicó que seguiría funcionando de forma habitual. Pero no ha sido así. Dos meses después, la plantilla de trabajadores, formada por una veintena de personas aproximadamente, ha anunciado que iniciará una serie de protestas. Reclaman las dos mensualidades que se les adeuda y una salida a la situación que viven.

Si bien cuando se solicitó el concurso el Club Financiero guardó un escrupuloso silencio sobre las causas que desencadenaron la entrada en suspensión de pagos, distintas fuentes dejaron claro que los problemas de la entidad derivaban, en gran medida, del alquiler del histórico inmueble sobre el que se asienta, ubicado en la avenida Salvador de Madariaga. La mensualidad propuesta por el nuevo casero (que llegó a tener la mayoría de la sociedad que gestiona el edificio, Propietaria Club Financiero Atlántico SA, a través de una subasta de acciones) era demasiado alta. En aquella altura, no obstante, apuntaban que la asociación empresarial estaba al día con el resto de pagos, entre ellos, los salarios de sus trabajadores. Sin embargo, casi dos meses después, la plantilla se ha levantado.

¿Acuerdo con el casero?

Los empleados protestan por cómo se está llevando a cabo la gestión de la crisis que atraviesa el Club Financiero. Piden la dimisión del presidente y aseguran que el nuevo propietario no tiene intención de renovar el contrato a la entidad empresarial, precisamente, por los impagos que acumula. Demandan una solución, o bien que se llegue a un acuerdo que desbloquee la situación con el inmueble, o bien el cierre.

La primera protesta tendrá lugar este viernes, 7 de febrero, desde las 14.00 horas hasta las 16.00 horas, en las inmediaciones del edificio.

 

Constituido en el año 1989, el Club Financiero Atlántico nació con el objetivo de ofrecer a empresarios y profesionales “un lugar de encuentro exclusivo y con total privacidad para desarrollar sus relaciones comerciales y personales a través del intercambio de ideas”. El histórico espacio es muy conocido no solo por ser punto de encuentro del empresariado, sino por que a él suele acudir a desayunar, con un reducido grupo de amigos, el fundador del imperio Inditex, Amancio Ortega.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad