La crisis del agua en Ferrol saca los colores a Florentino Pérez

stop

La Xunta abre expediente a Emafesa, la empresa que gestiona el abastecimiento en la ciudad y que está controlada en un 49% por el grupo ACS

Florentino Pérez

en A Coruña, 21 de julio de 2015 (01:10 CET)

La Xunta ha disparado contra el Ayuntamiento de Ferrol por la contaminación del agua corriente y el fuego cruzado de la refriega ha atrapado a uno de los mayores adjudicatarios de obra pública en Galicia en los últimos años, Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid se ha llevado a través de las distintas filiales del grupo ACS jugosos contratos del AVE, que sumados a los encargos de Xunta y administraciones locales, alcanzaron los 64 millones de euros en los dos últimos años --64 en 2013 y otros 64 millones en 2014-- según el informe de la Federación Gallega de la Construcción.

Pero además del sustancioso idilio con la Alta Velocidad y de los contratos para el buque que Pemex construye en Navantia, Florentino Pérez también tiene concesiones en Galicia a través de la filial de medioambiente de ACS, Urbaser. La sociedad que capitanea el área de gestión de residuos y servicios urbanos del grupo constructor se encarga de tareas de limpieza viaria en Ferrol, Lugo, Narón, Ribeira y Santiago de Compostela y, además, es propietaria del 49% de Emafesa, la empresa señalada por el Gobierno gallego tras la contaminación del agua en Ferrolterra.

Gasta el triple en asesoramiento que en sanear la red

La Xunta ha expedientado a Emafesa, en principio, para esclarecer los hechos que han dejado casi dos días sin agua potable a los grifos de los vecinos de Ferrol, y también ha ordenado a la empresa, controlada en un 51% por el Concello ferrolano y en un 49% por Urbaser, la ejecución de un plan de limpieza integral de la red.

La Empresa Mixta de Aguas de Ferrol, que así es el nombre completo, presentó un presupuesto el año pasado con 5,7 millones de ingresos ordinario y un resultado de explotación favorable de 44.276 euros. El socio privado, Urbaser, se lleva 172.884 euros, la partida a la que tiene derecho "por asumir la responsabilidad de la gestión". "Su cuantía es 3% sobre la facturación y es un derecho reconocido al socio privado en el Pliego de Condiciones", aclara el presupuesto de Emafesa.

La partida prevista para saneamiento, abastecimiento y plusviales en el año 2014 era de 70.281 euros, mientras que para "servicios de asesoramiento externo", que realizan otras empresas, es casi el triple, 205.964 euros. Para reparaciones y roturas la empresa reservó 714.273 euros.

Sanción de Competencia

Las cifras que maneja Urbaser son bastante mayores. A cierre de 2014, la filial de ACS declaraba unos ingresos de 1.651 millones de euros, mientras que mantenía en cartera 8.455 millones.

Urbaser fue una de las empresas salpicadas por la histórica multa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia al llamado cartel de la basura. La investigación atrapó además de a ACS, a FCC, Sacyr y Ferrovial. La sanción conjunta, que se hizo pública en enero de este año, ascendía a 98,2 millones de euros.

En sus cuentas anuales, ACS explica el impacto en sus filiales en 23,28 millones, que sería la sanción correespondiente a Urbaser y Sertego por "prácticas restrictivas de la competencia en los sectores de gestión de residuos y saneamiento urbano".

Y matiza: "El Grupo ACS y sus asesores legales entienden que no se han vulnerado ninguna práctica restrictiva de la competencia, por lo que va a recurrir la mencionada resolución ante el órgano jurisdiccional competente, razón por la cual no se ha registrado ningún pasivo al respecto". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad