La crisis de Pescanova desemboca en un cruce de demandas

stop

La pesquera tiene hasta el viernes para presentar a la CNMV las cuentas de 2012, que deben pasar por el consejo

Imagen de archivo de una junta de accionistas | EFE

10 de abril de 2013 (01:26 CET)

La crisis de Pescanova sigue desgranándose en capítulos cada vez más enrevesados. Con el grupo pesquero dispuesto a solicitar el concurso de acreedores, sin conocerse todavía su deuda real y con, por el momento, una filial que ya ha entrado en preconcurso, las demandas judiciales irrumpen en escena.

Según adelantó El Economista, un grupo de accionistas minoritarios de Pescanova pretende presentar en los próximos días una querella contra el actual consejo de administración del grupo gallego. Esta englobará, explican, a todos los consejeros, tanto a los gestores oficialistas como a los denominados rebeldes, entre los que se encuentran como principales puntales el grupo cervecero Damm, de Demetrio Carceller, y el fondo Luxempart.

Plataforma de afectados

Según explican desde el despacho de abogados madrileño Yvancos y Asociados varios grupos de inversores minoritarios están dispuestos a querellarse no sólo contra el consejo de Pescanova, sino también contra la propia empresa auditora BDO, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), e incluso contra la banca. “Hay una plataforma de afectados y más grupos se están poniendo en contacto con nosotros, principalmente pequeños ahorradores y jubilados”, dicen, a la que vez que añaden que incluso fondos internacionales podrían sumarse a la iniciativa.

Los posibles querellantes entienden que la Comisión Nacional del Mercado de Valores tiene responsabilidad en la crisis de la pesquera por no haber ejercido “como debiera” su labor de supervisión.

Pescanova y BDO

Pero la cosa no queda ahí. Además de esta querella, Pescanova ya anunció a inicios de esta semana que en los próximos días presentará ante el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra la solicitud de revocación del nombramiento del auditor BDO, al estimar que existe una “causa justa para hacerlo”. Argumenta el grupo gallego que, entre otras razones, la auditora presentó el pasado 26 de febrero un informe al comité de auditoría y una carta de recomentación al consejo de administración con opinión preliminar limpia. Fue un día antes de la celebración del cónclave en el que no se llegaron a formular las cuentas anuales de 2012 y que precipitó todo el inicio de la crisis de la pesquera con la solicitud del preconcurso de acreedores.

La noche de este martes, y aunque Pescanova ya había enviado una nota de prensa el lunes en la que avanzaba su intención, la empresa remitió una comunicación muy similar a la CNMV, en la que expone los motivos que la han llevado a solicitar el concurso de acreedores --principalmente para evitar su liquidación--, así como el procedimento que seguirá con BDO.

Consejo de administración


Por su parte, fuentes de la auditora, ya indicaron en días pasados, que esperarán a conocer la demanda de Pescanova para actuar en consecuencia, pero tendrán dos vías para responder. O bien mediante una fórmula administrativa, o bien judicialmente.

En mitad de todo este cruce de querellas y demandas, Pescanova tiene de plazo hasta el próximo viernes para presentar ante el organismo que preside Elvira Rodríguez sus cuentas del segundo semestre de 2012. Se supone por tanto que esta semana debería convocarse, de nuevo, consejo de administración ya que, según ha ratificado la propia CNMV, sus miembros tendrán que decidir si las firman o no y explicar sus motivos, aunque las mismas no tendrán que estar auditadas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad