Un cartel de DIA en uno de sus supermercados.

La crisis de DIA amenaza casi 1.000 empleos en Galicia

La cadena de supermercados, que activó un ERE tras el récord de pérdidas, cuenta con 218 puntos de venta en Galicia entre tiendas propias y franquicias

El derrumbe de DIA amenaza con hacer estragos en Galicia. La compañía, que durante años negó la crisis que viene relatando este medio, cerró su último ejercicio con 352 millones en pérdidas y en causa de disolución, con un patrimonio neto negativo de 166 millones. Tras la publicación de resultados, la cadena de supermercados anunció que prepara un expediente de regulación de empleo que afectará a un máximo de 2.100 trabajadores de los 40.300 que tiene en plantilla contando su filial Twins.

La amenaza de despidos se cierne con fuerza sobre Galicia, donde el grupo de alimentación suma 218 puntos de venta, entre tiendas propias y franquicias. En A Coruña hay 77 establecimientos; en Lugo otros 45; en la provincia de Ourense suman 27; y en Pontevedra 66. A pesar de que las franquicias quedan al margen del expediente de regulación de empleo, los trabajadores de las tiendas propias de DIA en territorio gallego son 969, según los datos facilitados por la propia compañía. Con los franquiciados sumarían 322 más.

De estas cifras están ya descontadas las enseñas Clarel y Max Descuento, que están en proceso de venta. La caída de la distribuidora no es solo un problema para el empleo directo, ya que también afecta a los proveedores. El año pasado, la compañía destinó 286,7 millones a compras en Galicia.

El nuevo consejero delegado de DIA, Borja de la Cierva.

Borja de la Cierva, consejero delegado de DIA

El incierto futuro de DIA

El futuro de DIA, oficialmente en quiebra técnica y con 525 franquicias menos que hace solo dos años, está pendiente de la disputa por el control de la compañía. Tanto el consejo de administración que capitanea Borja de la Cierva como el magnate ruso Mijaíl Fridman, que lanzó una opa sobre la compañía, plantean una ampliación de capital de entre 500 y 600 millones para reflotar el barco.

Los números son descorazonadores. Las pérdidas alcanzaron los 352,8 millones y la deuda se elevó hasta los 1.452 millones, 500 millones más que hace un año. Las ventas cayeron un 15%, castigadas por el cierre de tiendas, la paralización de Clarel y Max Descuento y el efecto divisa. "2018 fue un año turbulento para Dia, probablemente el más difícil desde la fundación de la compañía hace más de 40 años. Las cifras re-expresadas, y en particular los resultados de 2018, son un claro indicador de que nuestro desempeño no alcanzó las expectativas", reconoció el consejero delegado de la firma, Borja de la Cierva, ex de Inditex y de Fadesa.

En España, las ventas brutas descendieron un 2,4% en 2018, hasta los 5.148 millones de euros. No obstante, la venta online aumentó un 37% alcanzando los 78 millones de euros, un 1,5% del total de las ventas brutas del país. 

En este escenario, la intención de la compañía es revisar toda su red de tiendas para cerrar o vender aquellas que no sean rentables. El ajuste en la red irá de la mano con el ERE para 2.100 trabajadores. 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad