La crisis argentina aparca 15.000 viviendas de San José en Buenos Aires

stop

La liquidez del Gobierno Kirchner cae a mínimos y deja en el aire una inversión pública en el distrito de La Matanza por valor de 800 millones de euros

Cristina Fernández y Jacinto Rey Laredo

en Vigo, 05 de junio de 2015 (00:42 CET)

El sueño de El Dorado del Grupo San José en Argentina se esfuma. La macrourbanización de 800 millones de euros prevista por el Gobierno Kirchner en uno de los distritos urbanos más populosos e inseguros de Buenos Aires, donde residen oficialmente cerca de 1,7 millones de personas, ha ido dando tantos traspiés desde su concepción que difícilmente se levantará, al menos tal y como estaba proyectada.

Un reciente estudio sobre las disponibilidades financieras del Departamento de Vivienda del Gobierno que preside Cristina Kirchner, indica que el macrocomplejo urbanístico proyectado en el centro de la capital argentina probablemente no se llevará a cabo, como tampoco otros compromisos en este mismo capítulo adquiridos en los últimos años, debido a la clamorosa falta de liquidez y la debilidad en el compromiso político para realizarlos. La crisis interna está pasando factura.

Plan de Siza

Uno de los proyectos aparcados por la escasez de presupuesto es el de las 15.000 viviendas -20.000 según otras fuentes- que San José y el prestigioso arquitecto portugués Álvaro Siza habían definido, y que, finalmente, no verán la luz, ni cronológica ni cuantitativamente en relación a tal y como fueron imaginadas.

El urbanista luso, en colaboración con el Grupo San José, imaginó un enorme espacio en la capital argentina con la misión de habilitar pisos para alojar a cerca de 80.000 personas, ubicándolos en diferentes edificaciones -entre ellas, 16 torres- en torno a varios centros comerciales y zonas verdes.

Padre político

Políticamente, la originaria obra estaba en la mente del ya fallecido expresidente y esposo de la actual presidenta, Néstor Kirchner. La anunció públicamente en 2004. A finales de 2005 Constructora San José tomó las riendas de la idea política desde el punto de vista de la promoción inmobiliaria, los espacios y la edificación del conjunto.

El proyecto como tal ya figura en la memoria anual del grupo constructor gallego correspondiente a 2008, y sigue figurando a día de hoy en la página web de la sociedad, en el capítulo destinado a explicar sus proyectos en Argentina. Economía Digital no obtuvo respuesta alguna de la empresa a las reiteradas peticiones de información sobre el citado plan en Buenos Aires.

1,8 millones de metros

La actual presidenta Cristina Kirchner ha hecho diferentes movimientos por continuar con el sueño de su esposo. Ayudó a la creación de cooperativas de propietarios para que hilvanasen de nuevo desde la base el planteamiento de Néstor Kirchner. Pero ha quedado a años luz de lo planteado. Era tan ambicioso que se ha ido poco a poco haciendo inabordable. Su diseño se basaba en una gigantesca cuadrícula de 1,8 millones de metros cuadrados de superficie girando alrededor de centros comerciales y zona verdes.

El distrito de La Matanza es el arquetípico gran barrio de una capital mundial que, de algún modo, funciona solo. Lejos de la benevolencia de la clase política, salvo para el recurrente hecho de que es una gran bolsa de votantes en cada cita electoral, y convertido en un gran proveedor de la industria del calzado, la planificación de la constructora gallega, a petición del Gobierno Kirchner, iba destinada a dotar de mayor cierta calidad de vida a un barrio populoso y obrero.

Otros activos

De llevarse a cabo, el proyecto habría supuesto una destacada rúbrica a la capacidad constructora de San José en Argentina, donde ya firmó proyectos relevantes en el sector de los centros comerciales. Su presencia allí se prolonga más allá de una década, e incluso dispone de intereses en el sector de la gran distribución. En concreto, dispone de tres centros comerciales en varias localidades de llamado Gran Buenos Aires, próximas a la todavía nonata macrourbanización y bautizada como Parque Lago. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad