Instalaciones de Siderurgia Nacional, filial de Megasa en Portugal

La contaminación de Megasa llega a Bruselas

stop

Los vecinos de O Seixal, donde se ubica la Siderúrgica Nacional de Megasa, presentan una queja a la Unión Europea por la polución y los ruídos de la planta

en A Coruña, 29 de enero de 2018 (04:55 CET)

Un grupo de vecinos del municipio de O Seixal, en Portugal, han enviado una queja a la Unión Europea por el ruido y la polución que llega hasta sus casas por la actividad de Megasa. La compañía de la familia Freire tiene en actividad en el municipio luso la llamada Siderúrgica Nacional, un complejo conformado por una fábrica de alambrón, otra de mallas y una planta de reciclaje.

La problemática asociada a la actividad de Megasa lleva tiempo debatiéndose en el municipio. El Gobierno municipal ha encargado estudios sobre el impacto ambiental del complejo al considerar que los remitidos por el departamento de medio ambiente no son suficientes, al contar con una única estación de medición en la aldea de Paio Pires. Tampoco creen que la licencia ambiental otorgada a la planta de los Freire garantice la calidad del aire.

En paralelo a la acción institucional, los vecinos de Paio Pires, agrupados bajo el nombre de Os Contaminados, han escrito una carta al presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, quejándose de la polución que llega hasta sus casas procedente de la factoría.

De ello dan cuenta en su Facebook, donde suben vídeos de las partículas que llegan a través del aire hasta sus casas en forma de polvo negro que atraen con imanes. Este colectivo ha dado ahora un paso más, elevando la queja a la Unión Europea.

25591667 10155532469999262 6962168845781517936 n

IMG 8895 preview

Restos de polvo negro que llegan a las viviendas (arriba) y gases emitidos por la Siderúrgica Nacional (imagen inferior) / Os Contaminados

En ella piden que se haga lo necesario “y con la máxima urgencia” para defender la salud de la población “sujeta a permanentes descargas de polución sin que, a día de hoy, nadie haya conseguido garantizar que no afectan a la salud”.

“Existe una enorme condescendencia de la Agencia Portuguesa del Medio Ambiente, pues renovó la licencia ambiental a la Siderúrgica Nacional sin estudios epidemiológicos a una población en la que se suceden los casos de carcinoma de pulmón y dolencias pulmonares crónicas”, dice la misiva remitida al Parlamento europeo.

Os Contaminados entienden que la siderúrgica, al estar próxima a un núcleo de población, no debería haber obtenido la renovación de la licencia. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad