La Confederación Hidrográfica del Miño adjudica contratos millonarios a la filial de Isolux señalada en la 'Pokémon'

stop

ADJUDICACIONES

Francisco Fernández Liñares, con su abogado, a la salida de los juzgados de Lugo | EFE

A Coruña, 25 de abril de 2015 (00:00 CET)

La Operación Pokémon, que investiga una presunta red de tráfico de influencias entre empresas e instituciones públicas, sigue dando titulares dos años después de saltar a la palestra informativa. El último auto de la juez instructora, Pilar de Lara, autoriza a los agentes de Vigilancia Aduanera a incorporar a la investigación la información que consideren de interés de la Agencia Tributaria con el fin de aclarar la relación económica, si existiera, de medio centenar de empresas con la administración pública "estatal, autonómica o local". En definitiva, el objetivo es determinar si estas firmas pueden estar relacionadas con presuntos enchufes.

En el auto emitido esta semana, De Lara señala a 60 empresas entre las que se encuentran Corsán Corvian, una de las filiales del polémico gigante Isolux, de Luis Delso.

Encargos por 7,5 millones

En 2014, Corsán Corvian resultó ser la constructora número 11 en Galicia en cuanto a la adjudicación de obra pública, según datos de la patronal de la construcción en A Coruña, Apecco. En total, recibió encargos por valor de 7,5 millones de euros. Todos los proyectos son de la administración central. No obstante, de las tres obras que consiguió el ejercicio pasado, dos, por valor en suma de 3,2 millones son de la Confederación Hidrográfica del Miño Sil.

Este organismo estuvo presidido, hasta el inicio de la Operación Pokémon, por el ex concejal lucense Francisco Liñares, uno de los principales encausados en la trama.

Filial de Isolux

Corsán Corvian Construcciones resultó adjudicataria el pasado año de un contrato de 4,3 millones de euros por parte del organismo estatal Aguas y Cuencas de España (Acuaes) para la ampliación del sistema de abastecimiento de agua de Lugo.

También consiguió contratos por parte de la Confederación Hidrográfica del Miño. Las dos de importe más elevado adjudicadas por el organismo público el ejercicio anterior. En concreto, la filial de Isolux, consiguió un encargo por valor de 1,1 millones de euros para la ampliación de la edar de O Barco de Valdeorras, y otro de 2,1 millones para labores de saneamiento en San Cibrao das Viñas, también en Ourense.

Adjudicataria habitual

Las relaciones de la Confederación Hidrográfica con el grupo Isolux son habituales. De hecho, en 2013, el organismo cuyo ex presidente es uno de los principales imputados en la Pokémon, adjudicó a Isolux dos obras por 3,2 millones de euros, siendo el grupo de Delso su mayor adjudicatario también en ese ejercicio.

Liñares es uno de los principales imputados en la Pokémon. Ex concejal socialista en Lugo y presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil entre 2008 y 2012, es uno de los principales imputados en la trama que investiga Pilar de Lara. Investigado por cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y blanqueo, durante su etapa como edil estuvo al frente de la Policía Local y de los servicios de la ORA y la grúa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad