La concesionaria de las ITV prepara su expansión por Europa

stop

Fomento de Iniciativas consolida su posición en Costa Rica y Buenos Aires y amplía capital en dos empresas del grupo

Centro de Inspección Técnica de Vehículos de Supervisión y Control | EFE

26 de enero de 2014 (21:47 CET)

La internacionalización de las empresas gallegas se conjuga en presente. En un paso más dentro de un proceso que comenzó hace nada menos que veinte años, Supervisión y Control, la concesionaria de las ITV en Galicia, prepara ahora su expansión por Europa, principalmente por el eje de países del Este que se han incorporado durante los últimos años a la UE. Así lo explican fuentes de la empresa con base de operaciones en A Coruña. Perteneciente al Grupo Fomento de Iniciativas, Supervisión y Control ha consolidado durante los últimos años su posición en Latinoamérica, concretamente en Costa Rica, donde tiene la concesión para todo el país, y en la provincia argentina de Buenos Aires.

La firma, que tiene la concesión de las ITV en Galicia y dispone de 23 estaciones fijas y 10 móviles en la comunidad, se integra en un grupo con unos ingresos anuales que se sitúan en 100 millones de euros, con 1.300 empleados (más de 1.400 si contamos los empleados fuera de la comunidad). A la presencia internacional a través de las concesiones de inspecciones técnicas, el grupo suma una diversificación en varios sectores, que le ha llevado a controlar constructoras como Abeconsa y a estar presente en segmentos como el medio ambiente, caso de la Sociedad Gallega de Residuos Industriales (Sogarisa), con planta en As Somozas, y la náutica. A todo ello suma, en su división inmobiliaria, el control de importantes bolsas de suelo por valor de más de 80 millones de euros.

Ampliaciones de capital


Con los empresarios Amador de Castro y Epifanio Campo como principales accionistas, Fomento de Iniciativas, que opera como cabecera del grupo, acaba de cerrar la ampliación de capital de dos de sus filiales. Se trata de Fomento de Iniciativas Inmobiliarias, a la que se han destinado siete millones de euros, hasta sumar 13,6 millones, y Fomento de Iniciativas Comerciales, donde los socios han suscrito una ampliación por importe de seis millones, hasta los 8,1 millones. En otra filial, Fomento de Iniciativas Náuticas, que gestiona puertos deportivos y puntos de amarre como Marina Coruña, cuenta como accionista minoritario a la corporación empresarial de Novagalicia Banco.

A pesar de la diversificación del grupo, sus negocios más rentables están en el mercado de las ITV. En Galicia, Supervisión y Constrol comenzó a llevar a cabo inspecciones en 1987, tras presentarse un año antes al concurso de la Xunta de Galicia. La entrada en Costa Rica se produjo hace ahora 13 años. Allí cuenta con 13 estaciones fijas y cuatro móviles y se ha convertido en una de las compañías más importantes del país. En Buenos Aires suma cinco centros distintos.

Internacionalización

La expansión internacional comenzó en los tiempos en los que la compañía de Amador de Castro estaba asociada con Applus, filial de Aguas de Barcelona que años después sería comprada por el fondo estadounidense Carlyle. Tras la disolución de los negocios conjuntos, Supervisión y Control continuó con sus intentos de expansión. Perú, Brasil y Chile fueron otros de los países donde probó suerte, aunque no llegó a implantarse por diversos motivos.

Ahora, es el mercado de Europa de Este el que se abre paso. “Tenemos mucha experiencia en la introducción de negocios. Nosotros vamos, hablamos con los Gobiernos y les explicamos lo que hay que hacer, aunque eso implica que el concurso se lo puede quedar otra empresa”, comentan fuentes del grupo con sede en A Coruña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad