La concesionaria de la AP-9 gasta en reparar la vía menos del 2% de lo que ingresa por peajes

stop

Audasa prevé invertir 153 millones en obras de mantenimiento en la autopista hasta 2048 y facturar, en el mismo periodo, 9.561 millones

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de Audasa, Juan Carlos López Verdejo | EFE

en A Coruña, 17 de abril de 2016 (01:14 CET)

Audasa, la compañía del grupo Itínere que gestiona la AP-9, destina a la reparación de la autopista que une Ferrol con Tui el 1,6% de lo que ingresa por peajes. Es el cálculo que se desliza de las propias estimaciones de la concesionaria en el plan de negocio presentado al Gobierno el 31 de enero de 2012 y que abarca el periodo comprendido entre 2011 y la fecha de final de concesión, 2048.

En ese tiempo de explotación, Audasa calcula que ingresará hasta 9.561 millones por los peajes de la AP-9, mientras que destinará a inversiones de reposición 153 millones, un 1,6%. Este concepto es el que engloba las actuaciones a realizar en la infraestructura para reparar el desgaste y los daños derivados de su uso o de otras situaciones que puedan perjudicar a la autopista.

Reparte 44,6 millones entre los socios

Para enfrentarse al mantenimiento del vial, Audasa dota una provisión anual que funciona como un fondo para reparaciones. El pasado curso puso en la hucha 2 millones. Sin embargo, estas provisiones también pueden retirarse. De hecho, Audasa sumó a su balance de ganancias 10,6 millones reservados para la renovación de firmes al conseguir contratar la obra por menor cuantia.

Entre el aumento de tráfico de la AP-9 y la reducción de gasto, la concesionaria alcanzó los 44,6 millones de beneficio, destinados íntegramente a dividendos. Entre junio de 2015 y enero de 2016, la empresa acordó repartir entre sus socios 44 millones en dividendos a cuenta por los beneficios obtenidos, 11 millones fueron aprobados en junio de 2015, otros 22 millones en enero de este año. A finales de ese mismo mes, el consejo de administración aprobaba el reparto de otros 11,6 millones.

Pasa una factura a Fomento de 45 millones

Las reparaciones no son el mayor gasto de Audasa, ya que es el pago de deuda el que absorbe la mayor parte de sus recursos. Prevé abonar por gastos financieros 1.680 millones hasta 2048. Esto es debido a que financia las grandes obras en el vial a través de emisiones de deuda.

Es el caso, por ejemplo, de la ampliación de Rande y la circunvalación de Santiago. Sin embargo, aquí también hay matices que favorecen a la concesionariam como las compensaciones acordadas con Fomento y reguladas en el Real Decreto 1733/2011.

Para resarcir a la concesionaria de los mayores gastos que comportan las actuaciones se establece un "moderado aumento de tarifas" hasta "la compensación de la inversión en las obras de ampliación". La factura a compensar, a 31 de diciembre de 2015, estaba en los 45,5 millones, descontados los gastos financieros de 21,7 millones que asume Audasa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad