La compra de las plantas de Alcoa pasará por Holanda para rebajar su factura fiscal

stop

El fondo Atlas Holding, que se perfila como favorito en la puja, controla el 100% de su filial española Aludium a través una sociedad radicada en los Países Bajos

Factoría de Alcoa

en A Coruña, 14 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

La operación de venta de las plantas de Alcoa en A Coruña, San Cibrao y Avilés pasará por Holanda. Algo similar a lo que sucedió con la compra de Barreras por la multinacional mexicana Pemex. Holanda es una plaza empleada por las grandes corporaciones para eludir el pago de impuestos y beneficiarse de unas condiciones óptimas para la generación de dividendos. Ahora, el fondo Atlas Holding se perfila como favorito para hacerse con las plantas. Y otra vez vuelve a surgir Holanda.  

Atlas Holding controla su filial española Aludium íntegramente a través de Holanda. En los Países Bajos tiene domiciliada la sociedad Spain Aluminium Group BV. Esta firma es el propietario, según datos del Registro Mercantil, del 100% del capital de Aludium, la firma con que Atlas concurre a la puja. Se da la paradoja de que Alcoa también tiene actividad en este semiparaíso fiscal.  

El candidato

Desde este verano, Atlas Holding se perfila como favorito para hacerse con las tres plantas que Alcoa ha puesto a la venta en España, las de A Coruña, San Cibrao y Avilés. Aludium ya engloba otras tres fábricas de Alcoa adquiridas en 2014: Amorebieta, Alicante y Francia. De la puja, según diversas fuentes, se han retirado el grupo español Alibérico, que se había aliado al 50% con Atlas Holding, y la alemana Trimet.    

Holanda encabeza el ranking de los flujos de capital de todo el mundo junto con Irlanda, Luxemburgo y Suiza, según datos del Icex. "Aunque no puede ser considerado como un centro financiero offshore, sí que ofrece condiciones beneficiosas sobre todo en lo relativo a convenios de doble imposición y de inversión para utilizar sociedades holandesas en la estructuración de transacciones financieras internacionales", señala el organismo dependiente del Ministerio de Economía.  

Holanda cuenta con el llamado "privilegio de filiación" para las sociedades holding, las conocidas como BV, que les permite eximirse del pago por los dividendos y ganancias que les reporten sus filiales, siempre que se tenga una participación mínima en la filial del 5%. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad