La CNMV multa a Manuel Fernández de Sousa con 200.000 euros por dar información engañosa

stop

La infracción, calificada de “muy grave” se hace extensiva a la propia Pescanova, que tendrá que abonar 100.000 euros

22 de marzo de 2014 (14:40 CET)

Aunque alejado en estos momentos del foco mediático, el empresario Manuel Fernández de Sousa es un actor principal en toda la crisis de Pescanova. Mientras que el dueño de Damm, Demetrio Carceller, y la banca acreedora disputan por el futuro de la multinacional, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha multado con 200.000 euros al que fue presidente del grupo pontevedrés hasta septiembre del año pasado.

Lo acusa de haber cometido una infracción muy grave tipificada en la Ley de Mercado de Valores, por haber remitido al organismo que preside Elvira Rodríguez el 14 de marzo de 2013 un hecho relevante con “contenidos inexactos, no veraces y engañosos sobre Pescanova SA). Por ello, le impone una multa de 200.000 euros que hace extensiva a la propia sociedad, que tendrá en este caso que hacer frente a una sanción de 100.000 euros.

Comunicación firmada por Sousa


El 14 de marzo de 2013, y después de se hubiera solicitado el preconcurso para Pescanova, después de la no aprobación de sus acuentas anuales, y después de que la CNMV hubiera suspendido cautelarmente la cotización del grupo, Fernández de Sousa, en calidad de presidente remitió una comunicación al supervisor bursátil en el que informaba que en consejo de administración de la pesquera había aprobado, por unanimidad, “ratificar la línea de reestructuración de su política financiera”. “Entre otros asuntos se dio cuenta de la normalidad que la empresa mantiene tanto en sus centros fabriles nacionales como en sus operaciones pesqueras y de acuicultura en el extranjero”, indicaba la comunicación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad