La CNMV arma su ofensiva contra Pescanova

stop

El supervisor determinará al alcance de las infracciones de la compañía en base a la auditoría

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV / EFE

11 de julio de 2013 (18:27 CET)

Desde que comenzó la crisis de Pescanova, el presidente de la compañía, Manuel Fernández de Sousa, y la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han mantenido un duro tira y afloja por medio de comunicaciones y hechos relevantes. El organismo que presidía Elvira Rodríguez le exigía más información y transparencia, y la pesquera remitía documentación que no se ajustaba a las demandas... Ahora, el supervisor bursátil va a por todas. Con el amparo del demoledor informe forense de KPMG, ha indicado que inicia “las actuaciones oportunas para determinar el alcance de los incumplimientos por parte de la citada empresa de la Ley de Mercado de Valores”.

El organismo que preside Elvira Rodríguez informa en un escueto comunicado de que determinará el alcance de los incumplimientos por parte de Pescanova de los artículos 26, 27 y 35.

Los citados artículos guardan relación con el contenido de los folletos de admisión y emisión, y con la remisión de la información periódica y de las cuentas anuales de las sociedades cotizadas.

Con el apoyo del informe forense

El informe forense realizado por KPMG para determinar la situación de Pescanova revela que en los últimos ejercicios se diseñaron y ejecutaron prácticas contables para ocultar deuda, y que estas prácticas eran "instruidas, ejecutadas, llevadas a cabo o conocidas, en mayor o menor medida", por miembros de la cúpula directiva. De ser así, habrían ocultado, por tanto, información real a la CNMV.

El informe concluye que el objetivo de estas prácticas era presentar una deuda financiera inferior a la real y, como consecuencia, unos resultados superiores a los efectivamente generados. De hecho, cuantifica que la deuda financiera a 31 de diciembre de 2012 era de 3.281 millones de euros, con un patrimonio neto negativo de 927 millones de euros. Un hecho que deja a la compañía en situación de quiebra técnica.

¿Una respuesta a Fernández de Sousa?

La comunicación de la CNMV puede entenderse como una suerte de respuesta velada a las acusaciones vertidas este miércoles desde el entorno de Fernández de Sousa contra el supervisor, por el papel que desempeñó en la crisis de Pescanova.

El organismo presidido por Elvira Rodríguez remitió al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional dos expedientes sancionadores abiertos contra Fernández de Sousa y otros directivos.

Los abogados del todavía presidente de la multinacional presentaron un escrito de alegación en el que consideraban que las actuaciones de la CNMV eran “un cauce para la defensa y autoexculpación de la comisión de sus responsabilidades”. “El supervisor va de víctima para autoexculparse” argumenta Fernández de Sousa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad