El presidente de la CEOE, Joan Rosell. La CEOE vuelve a las pérdidas (al perder subvenciones). EFE/Fernando Villar

La CEOE vuelve a las pérdidas (al perder subvenciones)

stop

La CEOE ingresó el año pasado 1,46 millones de euros en subvenciones públicas, la mitad que en 2016 y menos de una cuarta parte que en 2014

en Barcelona, 29 de julio de 2018 (05:00 CET)

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) que preside Joan Rosell cerró el pasado año con un déficit de 741.000 euros. Ha vuelto a las pérdidas después de que en 2016 consiguiese un superávit, aunque de tan sólo 2.000 euros, por primera vez en muchos años.

En 2017, Rosell consiguió aumentar los ingresos procedentes de las cuotas empresariales hasta alcanzar los 10,6 millones de euros, que suponen 437.000 euros más que un año antes. También redujo los gastos de personal hasta los 6,5 millones de euros, con lo que se ahorró 356.000 euros respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, esto no le sirvió para mantenerse en la buena senda porque las subvenciones cayeron a la mitad.

Tal como reflejan las cuentas que expone en su portal de transparencia, la CEOE incorporó al resultado de 2017 subvenciones de organismos públicos por un importe de 1,46 millones de euros, cuando un año antes fueron de 2,85 millones, casi el doble.

Estas subvenciones proceden del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), Centro Económico y Social, Fundación para la prevención de riesgos laborales, así como de los ministerios de  Trabajo y Sanidad (que incluye el área de Igualdad, que financió un programa a la patronal).

Las subvenciones caen desde 2014, cuando ingresaron 6,52 millones de euros. En 2015 se redujeron a 2,56 millones, repuntaron levemente en 2016 con 2,82 millones y este importe se redujo a la mitad el año pasado.

Rifirrafe entre Rosell y Zulueta

Sobre este dinero público, el presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, levantó una polémica hace unos días cuando, en una entrevista en Expansión, manifestó que el Gobierno “financia” a la CEOE y a los sindicatos a base de subvenciones. Indicó que este era el motivo por el que la patronal apoyó el reciente pacto salarial.

En una carta enviada al mencionado rotativo, Rosell replicó que, al contrario de los sindicatos, la CEOE renunció desde su fundación a las subvenciones directas del Gobierno. Insistió en que se financia al “100%” con las cuotas de los asociados. La “vinculación con el dinero público” se limita a proyectos finalistas, como la prevención de riesgos laborales o el programa Promociona. Este último promueve la presencia de mujeres en la alta dirección de empresas.

Con las subvenciones, la CEOE financia proyectos finalistas, si bien los importes se incorporan a los resultados anuales de la patronal. El año pasado ingresó por este concepto la mitad del importe conseguido en 2016 y menos de la cuarta parte del de 2014. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad