La CEOE cierra filas con Juan Rosell

stop

PATRONAL

Rosell (i), Fernández Toxo (d), Cándido Méndez (2d)

25 de mayo de 2011 (17:04 CET)

La junta directiva de CEOE habría respaldado a su presidente, Juan Rosell, y le habría instado a seguir negociando con los sindicatos para "concretar más" el principio de acuerdo para reformar la negociación colectiva, en una reunión en la que se han dejado ver algunas discrepancias, si bien no se ha producido un rechazo frontal al proceso abierto, según han comentado asistentes a la misma a las puertas de la patronal.

Algunos miembros de la CEOE indicaron a los medios que las negociaciones pasan ahora por apurar los contactos bilaterales con la vista puesta en el 3 de junio, ante la posibilidad de que el Gobierno aproveche el Consejo de Ministros de ese día para acabar legislando sobre los cambios en los convenios.

Así pues, el sentir general de los empresarios es que aún es pronto para dar por seguro que el acuerdo fructifique. "No hay problemas, se sigue trabajando para convencernos mutuamente (empresarios y sindicatos)", comentó el vicepresidente de la CEOE y presidente del Consejo de Turismo de la patronal, Joan Gaspar, tras asistir a la junta directiva.

Gaspar además descartó que la cúpula de la patronal haya pedido "más dureza" a Rosell para finiquitar la negociación, e incluso afirmó: "El que está (miembro de la CEOE) en estas reuniones no puede negar que todo el mundo está al lado de Rosell". Precisamente, uno de los más críticos con el devenir de la negociaciones, el presidente de Ametic, Jesús Banegas, decidió ausentarse de la Junta, al considerar, en declaraciones a Europa Press, que iba a ser una "repetición" del comité ejecutivo celebrado con anterioridad.

"Estamos más unidos que nunca", sentenció Gaspar, quien, no obstante, minimizó las consecuencias de un eventual fracaso de las negociaciones: "Si no se llega a un acuerdo, tampoco pasa nada".

Los empresarios además de pedir a Rosell concreción en los temas abordados con los sindicatos, sí que dejaron claro al presidente de CEOE que la reforma de la negociación colectiva debe preservar los "intereses de los empresarios".

Planteamientos cerrados

En este sentido, el secretario general de la patronal valenciana (Cierval), Rafael Montero, vinculó el acuerdo entre las partes a la postura de los sindicatos, pues consideró que éstos están "muy cerrados" en sus planteamientos. "Mañana podría haber acuerdo si los sindicatos quieren", aseguró, para después coincidir en el apoyo a Rosell: "Más que discrepancias, ha habido opiniones".

Por su parte, el presidente de la Confederación de Tarragona, José Antonio Belmonte, reivindicó que la Junta "ha ido a una" y descartó "muchas discrepancias", al tiempo que situó los contratos como una de las "claves" de las negociaciones.

Aunar esfuerzos

El presidente de Cepoe y directivo de Cepyme, Antonio Primo, se mostró algo "más pesimista" tras asistir a la reunión, pues consideró que en el seno de la patronal "no hay unanimidad". "Seis o siete discursos han sido contradictorios entre sí", lamentó, por lo que aconsejó no cerrar el acuerdo con estas posturas "tan separadas".

Antes de que arrancara la Junta Directiva, distintos miembros de la CEOE han coincido en la necesidad de "aunar esfuerzos" para intentar salvar un acuerdo con los sindicatos sobre negociación colectiva, al considerar que, en palabras del presidente del Comité para el Mediterráneo de CEOE y vicepresidente de Fomento del Trabajo Nacional, Juan Canals, un decreto ley en esta materia "no ayudaría a nadie" y llegaría a ser "contraproducente" para los empresarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad