El expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, inauguraba la central de Meirama en 1980 tras una inversión de 60.000 millones de pesetas de Fenosa /  EFE

La central de Meirama se apaga a la espera de un plan industrial

Este martes será el último día de funcionamiento de la térmica de Naturgy y de otras seis centrales en España en un acelerado proceso de descarbonización

La central de Meirama dejará de funcionar a partir de este martes dentro de la primera gran oleada de cierres provocados por el proceso de descarbonización y las exigencias ambientales de la Unión Europea. Junto a la térmica coruñesa se apagarán también otras dos centrales de Naturgy, dos de Endesa, una de Viesgo y otra de Iberdrola, en el conjunto del Estado. Muchas de ellas ya no están generando energía o lo hacen a muy baja capacidad, al quedarse fuera del mix energético frente a tecnologías más baratas.

Meirama, impulsada en los últimos años del franquismo por Fenosa e inaugurada con Adolfo Suárez en 1.980, está a la espera de cuadrar un plan industrial que permita mantener la actividad económica que se extinguirá con la clausura de las instalaciones. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, lamentó en una entrevista con Economía Digital Galicia el cierre abrupto de las centrales en España que, todo apunta, afectará también a Endesa en As Pontes. 

Quedarán trabajando en la central un retén de menos de diez personas para tareas de mantenimiento, frente a los más de 150 empleos que generaba. Naturgy ha presentado como plan alternativo el desarrollo de un parque eólico de 15 aerogeneradores y 49,5 megavatios, que ya está tramitando.

Un plan de transición justo en camino

Mientras, el Ministerio para la Transición Ecológica ha abierto el proceso para firmar un convenio de transición justa, para el que recogerá propuestas hasta el próximo 7 de julio. La prioridad, dice el Gobierno, es “generar y fijar empleo sostenible en el medio y largo plazo”.

El plan de futuro para Meirama está, por tanto, pendiente de negociación, como también está pendiente la autorización ministerial para el desmantelamiento de la central. Naturgy tiene el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, pero está a la espera de los permisos del Ministerio.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad