La CAM reclama recibir ya parte de las ayudas del FROB para su recapitalización

stop

REESTRUCTURACIÓN DE CAJAS

Modesto Crespo presidente de CAM

01 de julio de 2011 (09:55 CET)

El Consejo de Administración de Caja Mediterráneo ha decidido solicitar al al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que instrumentalice a través del FROB 1 --crédito-- "parte de las ayudas" contempladas para la entidad en su plan de recapitalización, según ha informado la entidad.

El consejo de la caja, reunido el jueves pasado en Alicante, ha mostrado su convencimiento de que la legislación vigente le permite "obtener ayudas del FROB por el importe previsto en su plan de recapitalización por la vía de emisión de preferentes --el llamado FROB 1--, tal como ya ha ocurrido con otras cajas de ahorros". Según la entidad, "se trata de una opción que aún está abierta pendiente de decisión por parte del FROB".
Desde la caja creen "razonable" recuperar las ayudas del FROB de la primera convocatoria que le correspondían en el SIP fracasado, denominado Banco Base, en forma de crédito, con lo que evita que las ayudas del fondo lleguen en su totalidad como capitalización, como FROB 2, lo que implicaría la entrada del Estado en el consejo de administración de la entidad.

Además, sustentan su derecho a acceder al FROB 1 en que la Dirección General de Trabajo, en su resolución del 2 de junio, autorizó a CAM y a Banco CAM la aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) solicitado en el marco del anterior SIP,  que contaba con la participación de las mismas entidades que emitieron las participaciones preferentes suscritas por el FROB.

Alegaciones al Banco de España

El consejo también ha mostrado su "total acuerdo" con las alegaciones trasladadas por parte de la dirección de CECA al Banco de España, en las que pone de manifiesto "la importancia que para las entidades de crédito españolas tiene la inclusión de la provisión genérica en la medida de recursos propios con la que se evalúe la suficiencia de capital en los distintos escenarios".

Según Caja Mediterráneo, la no inclusión de las provisiones "supondrá un grave inconveniente para las entidades españolas de cara a los resultados de las pruebas de estrés, dado que no estarán en igualdad de condiciones con otros países donde las entidades no han tenido que aplicar resultados a fondos genéricos y han podido incorporar esos beneficios a capital".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad