La banca ya tiene ofertas de fondos de capital riesgo para controlar Pescanova

stop

Las entidades estudian la entrada de posibles socios que permitirían rebajar la quita sobre los acreedores

Juan Manuel Urgoiti al lado de la factoría de Pescanova en Chapela | EFE

23 de enero de 2014 (22:43 CET)

La banca acreedora de Pescanova mueve ficha. Las principales entidades atrapadas en la deuda de la multinacional pesquera ya cuentan con ofertas tanto de socios industriales como de fondos no especulativos dispuestos a tomar las riendas de la compañía gallega.

Hace ya unas semanas que las firmas que conforman el núcleo duro de la banca acreedora (Popular, Novagalicia, Sabadell, Bankia, Caixabank, BBVA y Santander) comenzaron a barajar la posibilidad de hacerse ellos mismos con el control de Pescanova. Las ofertas de recapitalización puestas sobre la mesa no les convencen ya que plantean aplicar elevadas quitas sobre la deuda de los acreedores.

Quitas de hasta el 90%

En concreto, la propuesta de la cervecera Damm, de Demetrio Carceller, junto con los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital, pasa por inyectar en la pesquera cerca de 250 millones de euros para mantenerla a flote, pero también por aplicar unos descuentos en la deuda de cerca del 90%. La otra oferta, la de Centerbridge y Blue Crest plantea una quita cercana al 80%.

Ante ese escenario, la banca acreedora decidió abrir una tercera vía alternativa. Está dispuesta a capitalizar deuda para hacerse con Pescanova y, opcionalmente, combinar la operación con una emisión de bonos. Sin embargo, las financieras quieren el apoyo de un socio industrial que aporte el know how.

Menor rentabilidad


Según apuntan fuentes conocedoras de las negociaciones, los bancos cuentan ya en este momento con ofertas. Tanto “de posibles socios industriales como de fondos de capital riesgo” que estarían dispuestos a hacerse con el control de la compañía que preside Juan Manuel Urgoiti. “Tienen algo positivo, y es que no exigen tanta rentabilidad, por lo que la quita que tendrían que aplicar será siempre menor a la planteada por las otras ofertas”, explican.

Las mismas fuentes apuntan a que los fondos de capital riesgo interesados en la opción de la banca poseen “vocación de permanencia en el tiempo” en el proyecto pesquero.

Oliu apuesta por un socio industrial

Aunque las negociaciones no están ni mucho menos cerradas y las entidades acreedoras siguen estudiando todas las opciones con las que cuentan, este jueves, el presidente del Sabadell, Josep Oliu, se mostró abiertamente partidario de que la banca controle la gestión de la multinacional gallega, en alianza con socios industriales, con el fin de intentar dar continuidad a la firma y recuperar el máximo de deuda posible.

La propuesta que contemple el convenio concursal debe contar con el respaldo del 51% de los acreedores, tras el visto bueno de la administración concursal y del juez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad