La banca y Carceller negocian ya cambios en el convenio de Pescanova

stop

Puntos del documento, como el porcentaje de quita o el poder de veto de Damm y Luxempart, despiertan el recelo de parte de las entidades acreedoras, especialmente el BBVA

Juan Manuel Urgoiti y José Carceller, presidentes de Pescanova y Damm | EFE

07 de marzo de 2014 (21:30 CET)

Hace menos de una semana que el consorcio formado por la cervecera Damm, de Demetrio Carceller, y por el fondo Luxempart, presentaron ante el juez la propuesta de convenio de acreedores para reflotar Pescanova. En principio, cuenta con el apoyo de la banca, ya que ambas partes negociaron sus condiciones en las últimas semanas. No obstante, el resultado final del documento posee puntos concretos que no agradan a parte del pool acreedor, por lo que se da por hecho que antes de que el juez se pronuncie, la propuesta “se limará”.

¿Y cuáles son esos puntos de fricción entre Carceller y la banca? “Las principales discrepancias vienen por el tema de la quita, ya que al final, los descuentos pueden ir desde el 45% hasta el 99%”, explican fuentes financieras. “Los que más perderán serán aquellos que tienen más deuda atrapada en la matriz, mientras que los que la tienen en las filiales o aquellas sociedades donde hay activos, se enfrentan a unos descuentosmucho menores”, indican. “También se hablaba de que la banca recuperaría cerca de 1.000 millones y esa cantidad ahora se ha visto recortada”, añaden.

El más crítico, BBVA

Aunque capital para los más afectados, el porcentaje de las quitas no es el único punto que despierta recelos en parte de la banca acreedora. También el hecho de que tanto Damm como Luxempart se hayan asegurado tener derecho de veto sobre la entrada de nuevos accionistas en el consejo, la política de dividendos o la amortización y recompra de acciones, aún a pesar de que serán minoritarios, con un 30% de los títulos, en la nueva Pescanova.

Según esas mismas fuentes, de entre todas las entidades acreedoras, la más disgustada con el resultado final del convenio es BBVA. “Son los más críticos con la propuesta de Carceller”, sentencian.

La propuesta “se perfeccionará”


La banca se reunirá en próximas fechas para analizar y negociar la propuesta de convenio y se da por hecho que la misma “será perfeccionada”. “En las líneas generales del convenio, no obstante, no hay grandes discrepancias, porque todas las partes han cedido. No se va a dejar caer a Pescanova porque no haya acuerdo al final, pero sí que es cierto que hay diferencias”, reconocen.

Según los plazos fijados por el juez de lo Mercantil 1 de Pontevedra, Roberto Cruz, los acreedores tienen hasta el 1 de abril para adherirse o votar en contra de la propuesta de convenio, que en última instancia debe ser aprobada por el magistrado.

Los accionistas minoritarios de Pescanova ya han indicado que iniciarán acciones legales en contra de las “agresivas” medidas de reestructuración societaria que se prevén en el convenio. La propiesta de Carceller y Luxempart les reserva un 4,9% del capital de Nueva Pescanova
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad