La banca ve una provocación de Damm el preconcurso de dos filiales de Pescanova

stop

La reunión entre las entidades acreedoras y KPMG se salda con el rechazo a la propuesta de convenio

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

21 de marzo de 2014 (00:58 CET)

No hubo sorpresas en la reunión que en la tarde de este jueves mantuvieron las grandes entidades españolas atrapadas en Pescanova con su asesor, KPMG, para analizar la propuesta de convenio para reflotar la multinacional pesquera hecha por Damm y Luxempart. La banca rechaza el plan, que no se ajusta, en su opinión, a lo pactado entre ambas partes en las negociaciones precedentes.

La propuesta de convenio ya ha sido admitida, no obstante, por el juez del Mercantil Número 1 de Pontevedra, que lleva el concurso de la compañía gallega. Así lo indicó la administradora, Deloitte, en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que también informaba de que se ha solicitado la entrada en preconcurso de acreedores para dos de las filiales españolas del grupo: Bajamar Séptima, con sede en Arteixo, y Pescanova Alimentación, de Vigo. Un hecho que fuentes bancarias cualifican como un intento de "presión" para que acepten el convenio.

Tensión manifiesta

El planteamiento de Damm y Luxempart pasa por que las filiales nacionales de Pescanova sean reestructuradas mediante la figura de concursos exprés para posteriormente, una vez saneadas, la totalidad de su negocio se segregue a favor de una nueva entidad, Nueva Pescanova. No obstante, y aunque el convenio aún no ha sido aprobado (es necesario el apoyo del 51% del pasivo y el período de adhesiones finaliza el 15 de abril) la solicitud de preconcurso para dos de las participadas ya se ha puesto en marcha.

La tensión entre la banca acreedora y Damm, grupo presidido por Demetrio Carceller, es notable. Este jueves, y ante la posibilidad expresada por las entidades financieras en días pasados de que estas no apoyasen el convenio y optasen por hacerse con las riendas de la empresa tras la liquidación de esta, por medio de la compra de la unidad productiva, la cervecera manifestó que la suya es la única propuesta viable. “Potenciales esquemas de liquidación a través del convenio, aunque se articulen mediante el denominado convenio de asunción, amén de problemáticas fiscales, invitaría a la litigación por parte de los accionistas minoritarios, especialmente cuando esta, además, está sujeta a un particular escrutinio por tratarse de una sociedad que cotiza en bolsa”, avisa el consorcio.

CCOO apoya el convenio

“Es un convenio integrador para todas las partes, mucho mejor que ir a la liquidación ya que, si se llega a este escenario, los bancos recuperarán menos deuda”, aseguran desde Damm.

Los sindicatos, por lo menos CCOO, apoyan el convenio presentado. Este jueves, el portavoz de la federación agroalimentaria de Comisiones, Francisco Vilar, insistió en que la propuesta de Damm y Luxempart “tiene sentido, responsabilidad y llega a donde puede llegar para garantizar un futuro”. Critica que la banca “esté jugando con 12.000 puestos de trabajo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad