La banca tensa al máximo el rescate de Pescanova

stop

Las entidades se volverán a reunir hoy con Damm mientras continúan con el análisis de la última propuesta, a menos de una semana de que finalice el período para adherirse al convenio

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

09 de abril de 2014 (22:31 CET)

El próximo martes finaliza el período estipulado por el juez para que los acreedores de Pescanova formalicen sus adhesiones al convenio presentado por Damm y Luxempart para reflotar la compañía pesquera. Es necesario el apoyo del 51% del pasivo y a estas alturas, la posibilidad de reunir ese porcentaje todavía es una incógnita de difícil respuesta. Este martes, las grandes entidades atrapadas en la firma gallega continuaban analizando la última oferta puesta por Damm sobre la mesa el lunes. Ha habido acercamiento, pero el apoyo sigue sin concederse. Tal y como están las cosas, a día de hoy la compañía se encaminaría hacia la liquidación, aunque en todo caso, la banca tiene preparado su plan B, que pasa por hacerse con las riendas de la pesquera de la mano de un socio industrial del sector.

Según fuentes financieras, durante la jornada de este miércoles, las cinco grandes entidades atrapadas en Pescanova volvieron a mantener conversaciones en las que acordaron que, en el escenario actual, no hay voluntad de apoyar el convenio de Damm, el grupo de Demetrio Carceller. Las causas son conocidas. Las entidades no se fían del consorcio formado por el empresario y el fondo Luxempart, ya que aseguran que presentaron ante el juez un convenio distinto al pactado con ellos en negociaciones precedentes. De momento, la propuesta sigue sin ser lo suficientemente atractiva como para decir que no al plan de reflote de la pesquera que prepara la banca, una vez la compañía fuese liquidada.

Carceller mantiene la recuperación de los 700 millones

A pesar de que en los últimos días se barajó la posibilidad de que Carceller ofreciese a los bancos recuperar unos 1.000 millones de deuda en lugar de 700 --la cifra que está recogida en el convenio presentado ante el juez-- las mismas fuentes financieras aseguran que “sobre la mesa” sigue la misma cifra. Lo único que habría variado es que los 400 millones calificados como deuda sénior (que ofrecen mayores garantías de recuperación) se habría pasado a 500, y de los 300 de tipo júnior (se recuperan cuando la compañía tenga beneficios) se pasa a 200 millones. También sigue sin ceder en la pretensión de la banca de que no se lleven a cabo los concursos exprés en las filiales, aunque las financieras están dispuestas a refinanciar la deuda de estas.

A pesar de todo se espera que en los próximos días continúen las negociaciones, concretamente hay planteada una nueva reunión este jueves entre la banca y Damm. Los bancos siguen analizando la propuesta de la cervecera tras haber recibido más “detalles” sobre algunos puntos que se habían solicitado.

¿Entendimiento 'in extremis'?

Si bien el resumen de las conversaciones de la banca este miércoles es que "no se apoyará" el convenio de Damm y Luxempart, diversas fuentes apuntan a que en la reunión mantenida un día antes, y que duró varias horas, sí existían ya entidades mucho más receptivas que otras a la última oferta de Carceller. El próximo martes, las incógnitas tendrán que estar despejadas.

Por su parte, el conselleiro de Economía de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, aseguró en el Parlamento de Galicia que la liquidación del grupo con sede en Chapela “no está en la hoja de ruta de este Gobierno para el futuro”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad