La banca sólo asumirá el control de Pescanova para evitar su liquidación

stop

Aunque el núcleo duro de las entidades acreedores ya cuenta con un plan de trabajo definido, su prioridad es que los interesados en la multinacional mejoren su propuesta

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

05 de febrero de 2014 (20:59 CET)

La banca atrapada en Pescanova está dispuesta a hacerse con el control de la pesquera. Los detalles de su propuesta para reflotar la compañía ya están perfilados: inyección de cerca de 200 millones de euros y quita superior al 60%, pero siempre menor a la planteada hasta ahora por los otros interesados en tomar las riendas de la compañía. Aún con todo, las entidades acreedoras tienen clara una cosa. La suya no es, ni de lejos, la primera opción. Sólo la pondrán en marcha “en último extremo” para evitar la liquidación del grupo con sede en Pontevedra.

Según fuentes conocedoras de las conversaciones, la prioridad para la banca es que los interesados en tomar las riendas de Pescanova –-de un lado la cervecera Damm, junto con Luxempart, KKR y Ergon Capital, y del otro los fondos Centerbridge y Blue Crest-- mejoren las propuestas actuales que han presentado y que pretenden aplicar unos descuentos sobre la deuda mayores del 80% en ambos casos.

“Sólo para mantener compañía y empleos”


La opción de la banca no se barajará hasta el final, aunque la línea de trabajo ya está contemplada. “Pero sólo se pondrá en marcha en último extremo. Sólo para asegurar la continuidad de la compañía y de los empleos se optaría por la salida de control de los bancos”, indican las mismas fuentes.

A pesar de todo, el proyecto de la banca está ya muy perfilado. Según Europa Press, la intención de las entidades atrapadas en Pescanova pasaría por recuperar el máximo de deuda posible, unos 1.000 millones de euros. Las financieras apostarían por una quita de más del 60% sobre la deuda, así como la capitalización de parte de la misma, con lo que se convertírían en el primer accionista de la compañía con el 90% de los títulos.

Apoyo de la banca

De tener que llevarse a cabo, la propuesta contaría con el visto bueno de los principales acreedores. Los componentes del steering committee (Popular, Novagalicia, Sabadell, Bankia, BBVA y Santander) además de la italiana UBI Banca. Podrían sumarse a la propuesta entidades internacionales con las que se negocia desde hace semanas, como es el caso de HSBC, Rabobank, Deutsche Bank y Commerzbank.

La pasada semana, el grupo de Demetrio Carceller ya presentó ante la banca su propuesta “mejorada” de recapitalización. Inyección de 250 millones, quita sobre la deuda de hasta un 80% y la posibilidad de que la banca se quede con el 5% del capital de Pescanova. La oferta sigue sin convencer a las entidades acreedoras que esperan ahora la segunda propuesta de los fondos Centerbridge y Blue Crest.

Los plazos para el convenio


El juez ha fijado el próximo 28 de febrero como la fecha límite para presentar una propuesta de convenio de acreedores. Podrán formularla tanto la propia compañía como los acreedores que, de forma conjunta, superen el 20% del pasivo de Pescanova. Posteriormente se abrirá otro plazo de un mes para que las propuestas sumen adhesiones o votos en contra.

El convenio final que se apruebe debe tener el apoyo del 51% de los acreedores, así como el visto bueno de la administración concursal y del juez. Esa es la hoja de ruta para mantener a flote a la segunda empresa de Galicia tras Inditex.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad