La banca quiere recuperar 1.000 millones de deuda de Pescanova

stop

El plan que estudia pasa por inyectar 200 millones de euros y aplicar quitas superiores al 60%

05 de febrero de 2014 (18:12 CET)

La banca atrapada en Pescanova perfila los detalles de su propuesta para reflotar la compañía, que incluiría una quita superior al 60% y una inyección de más de 200 millones de euros, con el fin de intentar dar continuidad a la compañía gallega y recuperar el máximo de deuda posible, unos 1.000 millones de euros.

De llevarse a cabo esta vía para reflotar la compañía, la banca acreedora perdonaría a la empresa gallega unos 2.000 millones de euros. No obstante, esta no es la única apuesta, también están sobre la mesa la presentada por la cervecera Damm, respaldada por KKR, Luxempart y Ergon Capital y la de los fondos Centerbridge y Blue Crest.

“Sería una alternativa similar a la que adoptaron los bancos con Metrovacesa”, han señalado fuentes conocedoras de la situación de la gallega, que precisan que la oferta de la banca “es más razonable” que las otras.

BDO auditará Pescanova

Por otro lado, BDO auditará las cuentas de Pescanova correspondientes al ejercicio 2013, tras ser reelegida a propuesta del consejo de administración y con el conocimiento del administrador concursal Deloitte.

En concreto, la firma, que ha revisado las cuentas de la pesquera desde 2001 y que está imputada en la actualidad por presunto delito de falseamiento de información económica-financiera, volverá a auditar los resultados correspondientes a 2013, un annus horribilis para la compañía gallega, a la espera de despejarse su futuro, una vez que se conozca qué oferta resulta ganadora en la puja por hacerse con su gestión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad