La banca garantiza al juez la continuidad de Pescanova

stop

Critica que Damm no haya puesto un euro en la compañía, tras una reunión con Deloitte

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

31 de marzo de 2014 (23:18 CET)

Ante la incertidumbre por la continuidad de Pescanova tras las irreconciliables diferencias entre la banca y el consorcio formado entre Damm y Luxempart, las seis entidades que conforman el pool financiero han trasladado a los administradores concursales, Deloitte, y al propio juez que tramita el concurso de acreedores, que están dispuestos a garantizar la "continuidad" de la compañía. La banca, según fuentes financieras, apuesta porque Pescanova "no desaparezca, en nuestro propio interés, vistas las lagunas evidentes de la propuesta de convenio presentada por y para Damm". Así lo han transmitido a Deloitte los cinco principales bancos acreedores españoles, a los que se suma UBI Banca.

De la reunión mantenida este lunes entre banca y Deloitte, en la que supuestamente se concretaron algunos puntos más del plan alternativo a la propuesta de Damm, poco ha trascendido. Sin embargo, las entidades acreedoras consideran fundamental que el juzgado y Deloitte tengan tranquilidad de decisión. "Y si tienen que descartar el plan de Damm o esperar a que éste se caiga por falta de apoyo", explican, "que puedan hacerlo sin miedo a que las consecuencias de entrar en fase de liquidación sean tan negativas como alguien ha dicho". La banca aclara que, al contrario, la entrada en fase de liquidación "no quiere decir que la compañía vaya a liquidarse" finalmente.

Damm, ni un euro


Los bancos señalan que desde que se presentó el concurso de Pescanova "somos los únicos que hemos puesto dinero nuevo", en referencia a los 56 millones de euros del crédito urgente concedido el año pasado, "para que la compañía pueda seguir hoy funcionando". La indignación de la banca acreedora es tal que le lleva a asegurar que "Damm no ha puesto ni un euro". "De hecho", explican, "en el planteamiento del consorcio, Damm se hace con el control del negocio con una inversión mínima de capital a costa del esfuerzo que se impone a los accionistas y al conjunto de los acreedores".

La banca reiteró ayer a Deloitte que su intención es la de refinanciar las filiales, ya que no hay ninguna necesidad de proceder a concursos exprés, como dice Damm. El pool apuesta, dicen, "por inyectar dinero nuevo para recapitalizar Pescanova y mantener , tal como ya lo venimos haciendo, las líneas de financiación abiertas a las filiales para que estas operen normalmente sin necesidad de entrar en concurso, tal como lo vienen haciendo en la actualidad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad