La banca extranjera rechaza asumir el crédito urgente

stop

Las entidades se negarían a aportar una nueva inyección “con la información presentada”

08 de mayo de 2013 (02:43 CET)

Pescanova necesita liquidez inmediata para afrontar su actividad diaria. Así se lo indicó la actual administradora de la compañía, Deloitte, a la banca acreedora en una reunión el pasado lunes. No obstante, según fuentes conocedoras del encuentro, las entidades extranjeras no están dispuestas a aportar una nuevo crédito extra, por lo menos no mientras no reciban más información sobre la situación de la multinacional.

Los representantes de Deloitte se reunieron con las siete entidades que forman el comité de dirección de la banca acreedora. El steering committee, formado por NCG, Banco Sabadell, Caixabank, Banco Popular, Deutsche Bank y Royal Bank of Scotland. Tras esta reunión, en la que se les comunicó la necesidad de una inyección de crédito extra que estaría entre los 60 y los 100 millones de euros, las entidades volvieron a mantener conversaciones, esta vez sin los representantes de la auditora.

Reunión de la banca

Ahí es donde, según apuntan diversas fuentes, las entidades extranjeras habrían expresado su negativa a aportar más dinero a Pescanova, por lo menos, hasta que no reciban más información sobre el estado de la misma por parte de Deloitte.

Los administradores concursales elegidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) todavía llevan poco tiempo al frente de la gestión de la pesquera. Su trabajo efectivo comenzó el pasado día 2, y de momento, KPMG tampoco ha acabado la auditoría forense que servirá para identificar si hubo irregularidades en la gestión de la compañía gallega.

Los sindicatos, pendientes

Los sindicatos con representación en la multinacional centran ahora su atención en la banca acreedora. Aunque es muy probable que, finalmente, parte de las entidades con mayor riesgo en Pescanova concedan el crédito, la plantilla teme las condiciones que puedan imponer.

“Nada se da gratis y tenemos miedo de que esta inyección que es necesaria pueda venir aparejada de órdenes que pasen por la venta de activos estratégicos”, explica Francisco Vilar, secretario de Alimentación de CCOO.

Reunión de Deloitte con las filiales


Este martes, los gestores nombrados por Deloitte se reunieron con los comités de empresa de varias de las filiales gallegas de Pescanova, de la misma forma que la semana pasada lo hicieron con los representantes de los trabajadores de la matriz. Según aseguran fuentes sindicales, los administradores insistieron en que su objetivo es lograr que la firma supere la crisis en la que está inmersa sin que eso se traduzca en recortes en la plantilla.

Xosé Fernández Piñeiro, secretario de Alimentación por el sindicato CIG, apuntó también que es importante que se arroje luz sobre los supuestos traslados de varios directivos de la matriz de la multinacional a otras filiales. La central ya ha denunciado estos hechos ante Inspección de Trabajo y sostiene que, poco a poco, se irán conociendo más casos como los denunciados en los últimos días.

Bajamar Séptima

“Es necesario que digan a qué obedecen estas recolocaciones de directivos, como el hijo del propio Sousa, y si podrían ser una forma de asegurarse su futuro en filiales más saneadas ante posibles recortes”, opina Piñeiro.

La CIG sospecha que ha habido más traslados de empleados. “Se está hablando de nuevos traslados, en este caso a Bajamar Séptima, en A Coruña, donde habría hasta técnicos de filiales extranjeras”, comenta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad