La banca exige a El Corte Inglés que suspenda el dividendo para refinanciar su deuda

stop

FINANCIACIÓN

27 de mayo de 2013 (02:00 CET)

La tesorería del líder español de los hipermercados atraviesa severas dificultades fruto de la crisis económica y la consecuente caída del consumo. La cadena comercial y la banca acreedora iniciaron la renegociación de las deudas antes incluso de que El Corte Inglés (ECI) admitiera el pasado día 20 su compleja situación financiera. Son 5.476 millones de euros los que la empresa presidida por Isidoro Álvarez necesita para restituir la liquidez.

En ese contexto, los seis principales bancos españoles han decidido apoyar al gigante de la distribución, pero no a cualquier precio. De entrada, exigen a los accionistas que renuncien al dividendo anual e hipotequen varios edificios para mejorar sus garantías.

Sólo el británico Barclays, con quien ECI mantenía una línea de crédito de 100 millones de euros que vencía el pasado sábado 25, ha decidido anular cualquier relación financiera, según ha podido saber Economía Digital en fuentes financieras de la capital inmersas en la negociación.

Primera inyección de liquidez

La empresa ha obtenido como primera muestra de apoyo una inyección de liquidez de los seis bancos españoles por la vía de adelantar varias líneas de factoring y ha suscrito un acuerdo marco por el que se comprometen a renovar los vencimientos de todas las pólizas de crédito mientras dure la renegociación del global de la deuda.

El compromiso de los seis bancos es reducir la presión del endeudamiento a corto plazo para facilitar la resolución del problema de tesorería. Con esa actuación, ECI espera acudir a los mercados a titulizar los derechos de crédito que posee la Financiera El Corte Inglés. La dirección del grupo aspira a conseguir entre 550 y 650 millones de euros en una emisión de títulos con vencimiento a dos años, según las mismas fuentes. En 2012, su financiera otorgó créditos a clientes por valor de 6.097 millones de euros.

Santander y Caixabank, los más expuestos

El Banco Santander es de los seis acreedores el que mayor exposición tiene contraída, con unos 1.275 millones de euros. Los datos son del cierre a 28 de febrero. Tras la entidad que preside Emilio Botín, en orden descendente por nivel de riesgo se sitúan CaixaBank (753 millones); BBVA (705); Popular (444); Sabadell (364); y Bankia (280). Desde el cierre de 2011, ECI habría realizado pequeñas amortizaciones que hacen variar estas cifras.

En la mesa de negociación, donde la empresa está asesorada por Morgan Stanley, los bancos han pedido a los accionistas que se anule el dividendo o, en su caso, que sólo se abone a la Fundación Ramón Areces (accionista del grupo) y a los empleados, pero sujeto a diferentes condiciones. ECI, por su parte, pretende obtener para sus accionistas unos dividendos mínimos de 25 millones de euros, según han trasladado los negociadores a la banca.

Diferentes criterios sobre las condiciones


Mientras la cadena de grandes almacenes propone que la banca le dé dos años de carencia para iniciar la amortización de los 5.476 millones de deuda, los representantes de las entidades sólo están dispuestos a que este periodo sea de un año y proponen, asimismo, que ECI inicie un proceso de venta de activos.

También las garantías son fundamentales en la negociación. La dirección del grupo de Álvarez ofrece hipotecas sobre sus activos que representarían un grado de cobertura del 166% de las deudas. Con todo, la banca esperará al informe de valoración encargado a Tinsa sobre todos los inmuebles de la compañía para tomar una decisión al respecto, que podría pasar también por la venta de algunos de ellos.

Principales magnitudes del balance

El Corte Inglés ha declarado, al inicio de este proceso de refinanciación, que cuenta con unos fondos propios de 7.450 millones de euros. En 2011, último ejercicio fiscal del que se conocen los datos, la empresa obtuvo unos ingresos de 15.778 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad