La banca claudica ante Pescanova

stop

Los bancos y cajas aceptarán una quita del 70% de la deuda y sólo la entrada de inversores aliviará el descuento

Juan Manuel Urgoiti al lado de la factoría de Pescanova en Chapela | EFE

03 de diciembre de 2013 (19:19 CET)

Cuando el actual presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti, llegó al puesto el pasado septiembre, lo primero que hizo fue dejar claro que, “para sobrevivir”, la compañía necesitaba una quita en el convenio de acreedores del 75%.

Las entidades se negaron en rotundo a aceptar tamaño porcentaje. Sin embargo, pasados apenas dos meses, los principales bancos atrapados en la pesquera parecen dispuestos a aceptar descuentos de hasta el 70%.

Según fuentes cercanas a la compañía, se trabaja ya sobre esa hipótesis. No obstante, la quita podría variar “ligeramente” en función de los nuevos inversores que, se prevé, entren en Pescanova. “Todo dependerá del dinero que inyecten y de la rentabilidad que exijan”, explican.

Convenio de acreedores

Desde hace meses, las principales entidades atrapadas en la deuda de Pescanova, así como el administrador concursal, trabajan en el convenio de acreedores. Un plan en el que se abordan distintas vías para minimizar el ingente pasivo que atenaza al grupo gallego. Sobrepasa los 3.600 millones de euros.

El documento se fundamenta en tres pilares básicos: la necesidad de que los acreedores asuman una quita, la capitalización de la deuda y la entrada de nuevos socios en la compañía.

Se necesitan 250 millones de euros

Con la banca dispuesta a aceptar quitas del 70% resta todavía otro cabo suelto. La viabilidad del grupo pasa por una entrada de capital de 250 millones de euros. Los 185 millones que PwC apuntó en el plan de viabilidad, además de los 56 que inyectó a principios de verano el núcleo duro de la banca acreedora para que la pesquera pudiera afrontar pagos inmediatos.

No obstante, hay fondos que parece dispuestos a cubrir esa necesidad. Entre ellos estaría Luxempart, que ya cuenta con el 5,83% de las acciones del grupo y está presente en el consejo de administración. Angelo Gordon, GSO Capital Partners, York Capital, Centerbridge, KKR y Och-Ziff son otros de los interesados.

Además, el grupo Damm, de Demetrio Carceller, actual primer accionista de la compañía, también está dispuesto a aumentar su control y concurrir a la ampliación de capital junto con Luxempart, su principal aliado durante todos estos meses en la guerra que mantuvo con el ex presidente Manuel Fernández de Sousa.

Las ofertas, a Lazard

Está previsto que esos interesados en la pesquera presenten el próximo lunes sus ofertas ante Lazard, el banco de inversión contratado por la compañía para abordar el proceso de refinanciación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad