La banca acreedora deja sola a la patronal de Dieter Moure

stop

Esperarán a que la Confederación de Empresarios de Galicia saque adelante el plan de viabilidad con el mayor apoyo posible antes de decidir si renegocian la hipoteca de la sede de la institución

Antonio Dieter Moure, presidente de la CEG

en A Coruña , 15 de julio de 2016 (00:28 CET)

La banca acreedora de la Confederación de Empresarios de Galicia hace 'mutis por el foro'. Antonio Dieter Moure, el presidente de los empresarios gallegos, afronta este viernes una dura jornada. En su último intento de mantener con vida la patronal, ha convocado de urgencia una reunión del comité y de la junta directiva con el objetivo de garantizar la viabilidad de la organización.

Una de las vías para esquivar el concurso de acreedores pasa por rehipotecar la sede de la entidad, pero la banca acreedora –Santander, BBVA, Pastor, Abanca– parece que no está por la labor hasta que tenga motivos fundados para confiar en la solvencia de la institución.

Cuerda tensa

La pelota está en el tejado de la CEG, que arrastra una división interna crónica, pero que Dieter Moure tratará de recabar el apoyo de los presidentes provinciales críticos (Lugo, Ourense y Pontevedra se abstuvieron de votar el plan de viabilidad) para hacer de la unidad su principal valor de crédito.

El futuro de la entidad pende de lo que acontezca en la cumbre de este viernes. La confederación y su actual directiva se asoman cada vez más al abismo. Dieter podría tener escrita su carta de denuncia por lo que pueda pasar. La realidad, con los bancos como meros espectadores, es que solo el apoyo unánime de los empresarios al plan de financiación puede revertir la situación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad