La autovía de A Costa da Morte se inaugura entre inspecciones fiscales a su concesionaria

stop

La investigación de la Agencia Tributaria se centra en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, y la concesionaria provisiona en sus cuentas 1,2 millones por los riesgos ante sanciones

Visita de la conselleira Ethel Vázquez a las obras de la Autovía da Costa da Morte

en A Coruña, 27 de julio de 2016 (23:43 CET)

No todo será alegría este viernes en A Costa da Morte. La fecha fijada para la inauguración del primer tramo de la autovía entre Carballo y Baio, con 25,5 kilómetros, coincide con más problemas para la concesionaria de la infraestructura, que se vienen a sumar a todo un catálogo de despropósitos (incluida la paralización de las obras) desde que la autovía fue anunciada, hace ahora unos trece años. Y es que el fisco sigue muy de cerca la actividad de la Autoestrada Costa Da Morte, Concesionaria da Xunta de Galicia SA.

Durante el año pasado se iniciaron por parte de la Agencia Tributaria inspecciones fiscales en la concesionaria. El objetivo no era otro que indagar sobre el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, un tributo que está transferido a Galicia y de cuyo cumplimiento se encarga precisamente la Consellería de Facenda.

Alegaciones y provisiones

Ya en agosto del año pasado, la sociedad concesionaria presentó ante la Agencia Tributaria las pertinentes alegaciones, ampliándolas en otro escrito fechado el 23 de noviembre de 2015. Así lo recoge en su memoria consolidada Copasa. La constructora ourensana es uno de los accionistas de referencia de la concesionaria, al detentar un 40% de su capital. 

A la fecha de formulación de las cuentas anuales consolidadas de Copasa, al cierre del 2015 y aprobadas en la junta general de accionistas del pasado 3 de junio, el grupo constructor mantiene que "las alegaciones presentadas por la compañía se encuentran todavía pendiente de contestación". Como consecuencia de estas actuaciones inspectoras, la Autoestrada Costa Da Morte, Concesionaria da Xunta de Galicia SA ha procedido a constituir en sus estados financieros una provisión por importe de 1,2 millones de euros. 

A buen seguro que la situación fiscal de la concesionaria, que ha pasado por diversas manos en los últimos años, no será un obstáculo para la inauguración, prevista inicialmente para este viernes. La adjudicataria tendrá la concesión hasta el 2038. El coste de construcción asciende a 160 millones, incluyendo expropiaciones y construcción de accesos. La autovía transitará por los ayuntamientos de Carballo, Coristanco, Cabana y Zas. Un usuario tardará, de media, unos 12 minutos en cubrir los 25,5 kilómetros entre Carballo y Baio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad