La Audiencia Nacional da la razón a Rodman en su pulso con el Ministerio del Interior

stop

CONSTRUCCIÓN NAVAL

Patrulleras construidas por Rodman para el gobierno de Surinam

en A Coruña, 05 de noviembre de 2015 (23:47 CET)

Rodman ha logrado doblar el brazo del mismísimo Jorge Fernández Díaz. Y es que el Ministerio del Interior se ve obligado a revisar la adjudicación de los contratos de dos patrulleras y de una embarcación de apoyo de la Guardia Civil tras una sentencia de la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, que ha estimado parcialmente un recurso presentado por la compañía presidida por Manuel Rodríguez.

Rodman logra en los tribunales lo que no pudo en la mesa de contratación, después de acudir primero al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda. El equipo jurídico del astillero presentó un recurso contencioso en la Audiencia Nacional contra la resolución del citado tribunal administrativo de 4 de julio de 2014, que desestimaba otro recurso especial en materia de contratación interpuesto contra el acuerdo de adjudicación adoptado por la mesa de contratación de la Guardia Civil de ese mismo año. En juego estaba un contrato de suministro de dos patrulleras y una embarcación auxiliar para uso de la institución que dirige el también gallego Arsenio Fernández de Mesa.

El competidor Gondán

Era parte demandada en el recurso el Ministerio del Interior, así como el competidor Astilleros Gondán, en calidad de codemandada. Con base en Asturias, Gondán se llevó finalmente, por puntuación, los contratos de las patrulleras. Rodman solicitaba la anulación de la adjudicación y, en su defecto, pedía que se condenase a la Administración al pago de la indemnización de los daños causados en el 6% del beneficio industrial calculado sobre el precio del contrato.

La cuantía del recurso fue cuantificable para el alto tribunal, y viene determinada por el presupuesto base de licitación de las patrulleras, que ascendía a 2,9 millones de euros. Hasta hace unos años, Rodman era habitual en los concurso de patrulleras para la Guardia Civil. De hecho, se llegó a convertir en uno de sus negocios más rentables.

Nueva adjudicación

Finalmente, en una sentencia del pasado mes de junio, la Audiencia Nacional estima parcialmente el recurso de Rodman, anulando tanto la resolución del tribunal de Hacienda como el acuerdo de adjudicación, "a efectos de que se realice una nueva valoración de la solvencia técnica de la entidad adjudicataria Astilleros Gondán, teniendo en cuenta que no reunía el requisito de solvencia técnica", consistente en haber suministrado al menos una embarcación similar en los tres últimos años.

La sala insta a que, una vez realizados los trámites correspondientes, se proceda a adjudicar el contrato a la licitadora que proceda, y recuerda que "no ha lugar pronunciarse en este momento sobre la indemnización que reclama la recurrente, pues la misma procederá sólo si de la ejecución de la presente sentencia resulta adjudicataria del contrato y no puede ejecutar el mismo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad