La Audiencia de Lugo confirma la inhabilitación para uno de los hombres de Alvariño

stop

Jaime Luis López Vázquez, secretario de la patronal lucense, fue condenado como socio de Dorribo por el concurso fraudulento de Innova

José Manuel Fernández Alvariño, presidente de la CEG | E.P.

25 de noviembre de 2013 (21:57 CET)

La Audiencia Provincial de Lugo confirmó la semana pasada la inhabilitación del empresario Jorge Dorribo durante ocho años. El principal encausado en la Operación Campeón tendrá que hacerse cargo del déficit concursal de Innova, una de las empresas farmacéuticas del grupo Nupel, que asciende a unos 25 millones. La condena fue impuesta por el Juzgado de Primera Instancia número dos en abril, aunque ahora es confirmada en su totalidad por la instancia superior. La sentencia se hace extensiva también a los socios de Dorribo, Eduardo Amigo Díaz y Jaime Luis López Vázquez. La Audiencia mantiene para ellos, administradores de derecho de la sociedad, la inhabilitación para administrar bienes ajenos y para representar o administrar a cualquier persona durante dos años.

Una causalidad hace todavía más llamativa la sentencia. Jaime Luis López Vázquez es el actual secretario general de la patronal lucense, a falta de un presidente. En abril del año pasado, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, Estela San José, decidió imputar a 16 personas más en el caso Campeón. Entre ellas estaba el empresario.

Concurso culpable

La inhabilitación de López Vázquez se enmarca en el proceso judicial que afrontó Innova, empresa de la que el secretario de la patronal lucense era socio y cuyo proceso concursal fue declarado culpable. La compañía afrontó una suspensión de pagos que resultó ser calificada como culpable. El empresario siempre manifestó haber sido “engañado” por Dorribo y, de hecho, tanto él como Amigo Díaz llegaron a interponer una querella criminal contra él.

La sentencia, ahora ratificada, no ha impedido, no obstante, que López Vázquez haya escalado puestos dentro de la propia Confederación Gallega de Empresarios (CEG), ahora con José Manuel Fernández Alvariño a la cabeza.

Papel relevante en la CEG

El empresario pontevedrés, que aborda en estos momentos la reforma de la CEG, que tiene entre sus líneas maestras la modificación de los estatutos y el reparto de competencias entre federaciones provinciales, reserva un papel destacado para la Confederación de Empresarios de Lugo. López Vázquez, además de formar parte del Comité Ejecutivo, como mandan los estatutos, será el encargado de coordinar a los secretarios generales de las cuatro organizaciones provinciales.

Desde la CEG afrontan la resolución judicial con prudencia. Ya hace meses que el propio Alvariño indicó que contará con el secretario general de la patrona lucense, del mismo modo que con el resto de responsables de las organizaciones provinciales. “No me corresponde a mi juzgarlo. Sigue siendo secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo y hacemos un esfuerzo por estar coordinados”, dijo en su momento.

Inhabilitación próxima a su fin


Por otro lado, según apuntan diversas fuentes, el período de inhabilitación de López Vázquez estaría ya próximo a cumplirse, algo que también tienen en cuenta desde la CEG.

En declaraciones a Economía Digital, el empresario lucense quiso desligar la sentencia de la actividad que realiza dentro de la patronal lucense y la que pueda desempeñar dentro de la CEG. “Es algo ya pasado. La condena es más bien residual, nos imponen lo mínimo porque no fuimos capaces de descubrir lo que estaba haciendo este señor”, dice en relación a Dorribo.

El apoyo de las confederaciones empresariales de Lugo y Ourense fue determinante para que el pasado verano, Alvariño consiguiese desbancar al empresario coruñés Antonio Fontenla como presidente de la CEG.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad