La aseguradora Aviva reclama 430 millones a NCG

stop

La entidad presidida por José María Castellano tiene abiertos varios procesos judiciales en los que se juega otros 30 millones

El  ex presidente de NCG José María Castellano, y su consejero delegado, César González-Bueno | EFE

02 de mayo de 2013 (01:50 CET)

Novagalicia Banco, que presentó a la CNMV las cuentas de 2012 con pérdidas de 7.938 millones, se enfrenta además a reclamaciones de distintas entidades que podrían costarle otros 460 millones de euros.

De las cantidades reclamadas, la parte más significativa corresponde a Aviva. La aseguradora presidida por Guillermo de la Dehesa, ex consejero de Banco Pastor y recientemente nombrado vicepresidente tercero de Santander tras la marcha de Alfredo Sáenz, reclama a NCG 430 millones de euros, según consta el informe financiero anual auditado por Deloitte y remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aviva, que estaba asociada con Caixa Galicia para la comercialización de seguros, ha pedido un arbitraje en la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid al entender que se ha producido un "incumplimiento grave" de sus acuerdos con la antigua caja.

El conflicto

“Aviva y Caixa Galicia subscribieron una alianza de banca-seguros a través de diversos acuerdos firmados en julio de 2001 para el desarrollo, comercialización y distribución bancaria de seguros personales y planes de pensiones a través de la red de Caixa Galicia, cuya instrumentación se materializó a través de la adquisición por Aviva del 50% del capital de CXC Aviva”, dice el documento.

Esta es la raíz del conflicto. Aviva entiende que se produjo un incumplimiento del acuerdo como consecuencia de la entrada del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) en el capital de Novagalicia Banco sin su consentimiento previo. En segundo término, considera que con la integración de las redes bancarias de Caixa Galicia y Caixa Nova perdió la exclusividad en la comercialización de seguros a través de la antigua caja gallega. Para Aviva, ello supone una violación del acuerdo entre accionistas.

Sin provisión

Estos son los argumentos de la aseguradora para reclamar a la entidad presidida por José María Castellano 430 millones de euros, 56 en concepto de indemnización y el resto por la adquisición del 50% de CXG Aviva.

No lo entiende así Novagalicia Banco. Según consta en el informe financiero, “a 31 de diciembre de 2012 no se ha registrado provisión alguna con motivo de esta reclamación por considerar el Consejo de Administración y los asesores legales del banco que, a su juicio, no se ha producido un incumplimiento del Acuerdo de Accionistas” y que “la nueva situación no impide cumplir los compromisos con Aviva”.

Procesos judiciales abiertos


El informe recoge también que, al cierre del pasado ejercicio, estaban en curso varios procesos judiciales y reclamaciones contra el banco "con origen en el desarrollo habitual de sus actividades" por importe de 30 millones de euros. Tampoco se ha registrado importe en las cuentas anuales para hacer frente a la conclusión de los procesos, dado que la entidad entiende que "no provocarán una salida de recursos".

Por último, en este capítulo de procesos judiciales, aparece una demanda civil de juicio ordinario promovida por Hierros Añón --una de las fortunas gallegas que adquirió acciones del banco--.

El conflicto con Añón

Esta demanda, notificada el 14 de marzo de este año al banco, pretende obtener la nulidad de los contratos de compromiso de inversión en acciones --el acordado a cambio de la salida de Añón de la corporación, que implicaba la reinversión de parte de los fondos que recuperó en acciones de NCG-- y de compraventa de acciones del banco, suscritos, respectivamente, el 2 de diciembre de 2011 y el 12 de enero de 2012.

En este proceso figura también como demandado el Frob, pero por el momento no ha habido contestación ni del Banco ni del fondo estatal. Manuel Añón es uno de los empresarios que vio reducirse a cero su capital en NCG Banco con la aplicación de la operación acordeón en diciembre de 2012, realizada antes de la inyección de las ayudas europeas recibidas por la entidad.

El empresario de A Laracha fue de los accionistas más beligerantes contra la posición del Frob e, incluso, según adelantó la edición gallego de El Pais, llegó a presentar a través de Hierros Añón una demanda el Juzgado de Primera Instancia número 2 de A Coruña en la que reclamaba al fondo de rescate 25 millones de euros, la inversión que realizó, junto a otros empresarios gallegos, en NCG.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad