La AP-9 mantiene beneficios pese a la caída del tráfico

stop

Audasa ganó 29,3 millones en 2013, ligeramente por debajo de los obtenidos un año antes

Autopista AP-9

24 de abril de 2014 (16:34 CET)

La ecuación de la concesionaria de la Autopista del Atlántico es sencilla: la caída del tráfico, constante en los últimos años, le ha llevado a incrementar las tarifas, y pese a caer su facturación, sus beneficios se mantienen.

Las cuentas de Audasa, filial de Itínere y participada por Novagalicia, arrojan al cierre de 2013 un beneficio neto de 29,3 millones de euros, ligeramente inferiores a los 30,9 millones de euros declarados un año antes.

De acuerdo con los datos remitidos a la CNMV, el beneficio de explotación de Audasa, el derivado de su propio negocio, se resintió desde los 70 millones de 2012 a los 67,3 millones al cierre de 2013. La sociedad pagó 12,5 millones en concepto de Impuesto de Sociedades.

10 millones menos


Según las cuentas de la compañía, la cifra de negocio de la gestora de la autopista mermó desde los 132,3 millones declarados en 2012 hasta los 125,2 millones de euros al cierre del 2013. Una de las claves ha estado en su control de gastos, sobre todo los de explotación, que pasaron de 19,6 millones de 2012 hasta los 16,4 millones al cierre del año pasado, según la información remitida a la autoridad bursátil.

Sus costes laborales, es decir, gastos de personal, se mantuvieron prácticamente invariables, situándose en los 10,1 millones, frente a los 10,9 millones del 2012.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad