La adjudicataria de la Fábrica de Armas amplía capital para echar a uno de sus socios

stop

Ramón Mejuto asumirá un mayor control a costa de diluir la participación de Juan José Gómez Rey en Hércules de Armamento

Juan José Gómez Rey y Ramón Mejuto Lorenzo

en A Coruña, 21 de julio de 2015 (22:32 CET)

La actividad en Hércules de Armamento, adjudicataria de las instalaciones de la Fábrica de Armas de A Coruña, no cesa. Al menos en lo que a la composición de su accionariado se refiere. El último movimiento ha sido una ampliación de capital que, además de reforzar la empresa, servirá para diluir la participación del socio minoritario.

Este miércoles está previsto que se eleve a escritura pública dicho acuerdo, adoptado por el Consejo el pasado mes de junio, según informa la propia empresa. El socio minoritario, Juan José Gómez Rey, no acudió a la ampliación ni ejerció su derecho de tanteo durante el plazo previsto, por lo que el paquete de nuevos títulos pasará a manos del principal accionista, Ramón Mejuto.

Revolución interna

La relación entre los dos impulsores de la propuesta para devolver la producción industrial a los terrenos de la antigua Fábrica de Armas comenzó a deteriorarse cuando Mejuto decidió cesar de su cargo a su principal aliado junto con otros dos ejecutivos que se habían sumado al proyecto y dar entrada su hijo, Jorge Mejuto, en calidad de apoderado.

Desde entonces no han hecho más que tensarse, hasta el punto de que Gómez Rey llegó a solicitar el pasado mes de junio al Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña una auditoría a la empresa por disconformidad con las cuentas.

Planes futuros

La ampliación de capital figuraba dentro de los planes de Hércules de Armamento para alcanzar el objetivo de contar con una plantilla de 155 trabajadores el próximo mes de octubre. Otro de los aspectos que contemplaba era la incorporación de un inversor. En este sentido, fuentes de la compañía han apuntado el interés de grupos extranjeros vinculados a la producción civil, si bien dicho interés todavía no se ha materializado en nuevos ingresos para la factoría coruñesa.

En la mañana del martes, Ramón y Jorge Mejuto han tenido ocasión de explicar al alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, el estado en el que se encuentra el proyecto. En la actualidad el grueso de su producción se centra en la parte civil, fundamentalmente en la fabricación de prótesis médicas y piezas para un gran grupo de automoción y firmas aeronáuticas.

Pendientes de la producción

No obstante, es en la parte militar donde el equipo de investigación y desarrollo ha dado con un "invento revolucionario". Se trata de un arma polivalente que ya ha sido testada y patentada y que está a la espera de Defensa para comenzar su producción. Existe también otro prototipo, esta vez de un fusil de asalto, que se encuentra en fase de pruebas.

La entrada de estas armas en la cadena de montaje, sumado al desarrollo de nuevos proyectos y la incorporación de nuevos socios podrían dar el "salto cualitativo" del que hablaban ayer en el Concello en materia de contratación y actividad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad