KPMG ayuda a Price a elaborar un mapa de reestructuración de la deuda bancaria de Pescanova

stop

El secretario del consejo dice que la dirección de la empresa estudia la situación de BDO, ahora imputada

24 de octubre de 2013 (23:31 CET)

El secretario del consejo de administración y director de asesoría jurídica de Pescanova, Césa Mata, declaró ayer en calidad de testigo ante la Audiencia Nacional que la auditora KPMG, autora del forensic de la pesquera, está colaborando con Pricewaterhouse en la elaboración de un mapa de reestructuración de la deuda bancaria del grupo, que se encuentra en quiebra técnica con un agujero patrimonial que supera los 1.600 millones de euros y una deuda de más de 3.600 millones.

Mata desveló además que el actual consejo de administración de la pesquera estudió en la última reunión de la dirección de la empresa la situación de la auditora BDO tras ser imputada por el juez Ruz.

Por otro lado, ha subrayado que si los consejeros de la firma gallega hubieran esperado algunos días más después de la reunión del consejo del 27 de febrero, fecha en la que no se firmaron las cuentas y se decidió presentar el preconcurso de acreedores, se hubiera resuelto el problema de tesorería puntual del mes de marzo, ya que la venta del salmón "estaba cerrada a falta de unos flecos".

Mata desconocía el 'forensic'

El secretario del consejo ha detallado que las actas de las reuniones del consejo se ajustaban "a la verdad" y reflejan lo que se decía en los mismos, aunque ha apuntado que no hubo observaciones hasta el marzo, cuando los consejeros se volvieron “más puntillosos”.

El director de la aseroría jurídica de la pesquera ha negado en su declaración ante el juez Pablo Ruz que tuviera constancia de las revelaciones realizadas por el informe forensic realizado por KPMG y que ni siquiera había leído dicho informe, según indicaron fuentes de la acusación, que estudian tomar medidas para solicitar su imputación en la causa.
César Mata ha reconocido, además, a preguntas de la acusación que las escrituras de todas las sociedades de la pesquera se guardaban en su despacho y que también se encargaba de redactar los contratos.

El informe de la auditora reveló que en los últimos ejercicios de la pesquera se diseñaron y ejecutaron prácticas contables que eran "instruidas, ejecutadas, llevadas a cabo o conocidas, en mayor o en menor medida" por miembros de la cúpula directiva.

Alfonso García-Calvo

KPMG desveló en el informe una serie de correos electrónicos encontrados en los ordenadores de la compañía que dejaban entrever el manejo de la contabilidad de la firma, y entre los que figuran las direcciones del ex administrador de Novapesca Alfonso García Calvo; el jefe de administración Alfredo López Uroz; el ex director financiero Antonio Taboas, el director financiero Carlos Turci y el jefe de auditoría, Joaquín Viña.

Alfonso García Calvo, exadministrador de Novapesca Trading y ex apoderado de Pescanova, también acudió a declarar en calidad de imputado. Su abogado comunicó antes de la declaración que se encontraba bajo tratamiento médico.
El exadministrador de Novapesca, cuyo nombre figura en los mails de KPMG, ha señalado en la sala que no sabía nada, aunque al ir viendo los correos electrónicos y los informes en los que figuraba su nombre que le ha ido mostrando la fiscalía ha acabado admitiendo su titularidad.

Por su parte, Carlos Turci, director financiero de Pescanova y consejero en la filial Pescafina, ha acudido a declarar en calidad de imputado, pero se ha acogido a su derecho a no declarar ante el magistrado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad