KPMG amplía su auditoría forense a los directivos 'fieles' a Fernández de Sousa

stop

Bankia y Santander plantean las últimas resistencias para que Deloitte consiga el crédito urgente de 55 millones

Embarcación de Pescanova, al lado de una imagen del presidente De Sousa / EFE

13 de junio de 2013 (23:20 CET)

En dos semanas KPMG entregará a Deloitte un informe preliminar sobre la auditoría forense que realiza en Pescanova. Diversas fuentes conocedoras de la situación de la compañía aseguran que el documento será contundente y reflejará la existencia de eventuales irregularidades en la gestión del grupo. Estas podrían implicar no sólo al presidente de la multinacional, Manuel Fernández de Sousa, sino a parte de su equipo directivo.

Según estas mismas fuentes, KPMG habla en su informe de la existencia de supuestas facturas falsas así como de sociedades pantalla a través de las que se habrían controlado filiales sin tener que pasar por una auditoría. Acusaciones que se han deslizado desde que comenzó la crisis de la pesquera, pero que todavía no se han confirmado.

¿Sin junta de accionistas?

La contundencia del informe podría llevarse por delante al propio Fernández de Sousa. De confirmarse esta previsión no sería necesario aguardar a la junta de accionistas reclamada por Damm y otros consejeros rebeldes para forzar su salida de la compañía.

Se da la paradoja de que Fernández de Sousa siempre hizo alarde de que él mismo había propuesto la contratación de KPMG como auditora forense en el maratoniano consejo de administración en el que se acordó la entrada de la multinacional en concurso de acreedores.

Los 'leales' a Pescanova

No es la primera vez que en medio de toda la maraña que rodea Pescanova salen a relucir las figuras de múltiples miembros de alta dirección leales a Fernández de Sousa. Diversas fuentes apuntaron a que Deloitte, como administradora concursal, tuvo ciertos problemas con cargos de confianza del presidente apartado de la gestión cuando desembarcó en Pontevedra.

El mes pasado, la auditora llegó a enviar una misiva a los trabajadores en la que recordaba que tras el concurso, ella era la encargada de la gestión de la empresa. Ninguna factura ni cuenta podía ser consultada, ni mucho menos firmada, sin su supervisión.

El crédito, más cerca

Mientras tanto, Deloitte está cada vez más cerca de cerrar con la banca acreedora el crédito urgente de 55 millones que necesita el grupo pesquero para abordar pagos ordinarios. Este jueves, de nuevo, hubo reunión entre representantes de la administración concursal y los miembros del steering committe.

Novagalicia, Sabadell, Popular, BBVA, Caixabank y Deutsche Bank están dispuestos a firmar el crédito la próxima semana. Descartada ya totalmente la opción de Bankinter y de Commerzbank, las únicas entidades que están ofreciendo más resistencia son Santander y, en mayor medida, Bankia.

Posible adelanto

A pesar de la necesaria inyección económica, las conversaciones para cerrar este crédito extra entre Deloitte y las principales entidades acreedoras se han extendido en el tiempo mucho más de lo previsto. Esto hace sospechar que alguna de las firmas podría haber adelantado ya dinero a la compañía con cargo al propio crédito.

Sobre todo, después de que hace dos semanas la Xunta anunciase una aportación de cuatro millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad