Pablo Isla, presidente de Inditex, visita el Zara más grande del mundo en el paseo de la Castellana durante su inauguración / EFE
stop

El banco de inversión mantiene su valoración positiva de Inditex: prevé una aceleración de los beneficios y un menor impacto de los tipos de cambio

Economía Digital Galicia

Pablo Isla, presidente de Inditex, visita el Zara más grande del mundo en el paseo de la Castellana durante su inauguración / EFE

en A Coruña, 30 de agosto de 2018 (15:11 CET)

Inditex continúa cuesta abajo en bolsa, depreciándose este jueves un 1,7% tras la severa corrección de la última sesión, cuando cayó un 5,6% en su segundo gran batacazo del año. La multinacional de Amancio Ortega, castigada por el negativo informe de Morgan Stanley, acaba de recibir un balón de oxígeno por parte de los analistas de JP Morgan.

El banco de inversión mantiene su valoración positiva de la compañía de Zara en una nota recogida por EFE que muestra claras discrepancias el análisis de Morgan Stanley. JP Morgan ve a Inditex como “ganador estructural” en el sector textil, que todavía presenta “un mejor comportamiento que el resto de sus competidores”.

Contrapone este contexto a la crisis de crecimiento que defendía el informe de Morgan Stanley, que recortó un 19% el precio de la acción al entender que la tasa de crecimiento del grupo se ralentizará inevitablemente por su propio tamaño, que el impacto de las divisas será más lesivo y que los márgenes seguirán estrechándose.

JP Morgan, en cambio, mantiene su recomendación de “sobreponderar”, situando el precio objetivo en los 35 euros, 14 euros por encima de la posición de la otra firma norteamericana. La estimación otorga un potencial de crecimiento del 35% a Inditex sobre el precio actual.

JP Morgan: el impacto negativo de las divisas es agua pasada

También discrepa el banco de inversión en el impacto de los tipos de cambio. A juicio de sus analistas, la mayor parte de los efectos negativos del cambio de divisa estarán superados una vez transcurrido el segundo trimestre, por lo que ve previsible que los beneficios de Inditex se aceleren en la segunda parte del ejercicio fiscal.

JP Morgan es una de las firmas tradicionalmente más optimistas respecto a la evolución de la compañía de Amancio Ortega. Sin embargo, el idilio con los analistas que había mantenido Inditex atraviesa un claro bache desde el año pasado, cuando la multinacional gallega tocó techo en los 37 euros por acción. Fue la propia JP Morgan quien, el pasado febrero, disparó las alarmas con un informe negativo sobre Inditex que acabó materializándose en una caída del 7% en bolsa.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad