Jove y Campo se vuelcan en el ladrillo y aceleran otra macrourbanización

stop

Amplían capital, hasta los 14 millones, de la promotora de un complejo de 700 nuevas viviendas, con campo de golf y hotel, en Oleiros

Urbanización Costa Golf en Miño, de Martinsa-Fadesa

13 de mayo de 2013 (21:03 CET)

Amatista Gestión de Patrimonio y Suelo, que tiene entre otros accionistas a Manuel Jove y Epifanio Campo, ha acometido una ampliación de capital por importe de 6,6 millones de euros, hasta situar sus recursos propios en los 14,1 millones, para hacer frente al inicio de un ambicioso proyecto inmobiliario, quizá el de mayor calado que se acomete en el hinterland coruñés, que asemeja un clon de otros proyectos del empresario, como en su día fueron Dos Regos, en Oleiros, o la macrourbanización de Miño. La ampliación de capital se realiza, según fuentes cercanas a ambos grupos empresariales, para acometer los primeros gastos de la promoción inmobiliaria en el término de Xaz, en Dorneda, para cuestiones relacionadas con infraestructuras y equipamiento previo.

Nada menos que 1,1 millones de metros cuadrados de superficie se destinarán al complejo, en el que se ubicará un hotel, que ocupará el antiguo pazo existente en la finca. Según los planes iniciales, presentados hace cuatro años pero finalmente aprobados hace unos meses, serán unas 700 viviendas las que levantarán ambos empresarios. Incluye también la creación de zonas verdes públicas y la cesión del castro de Xaz, que acabará en manos municipales. El de Xaz es prácticamente el único proyecto que acomete en estos momentos Amatista Gestión de Patrimonio y Suelo.

Con Epifanio Campo y con José Fariña, Jove promovió en 2005 la sociedad Amatista Gestión de Patrimonio y Suelo. Fariña, ex directivo del Banco Pastor que mantiene negocios con el empresario en otros ámbitos, salió de la compañía promotora el pasado año, según confirman en el entorno de los empresarios. Actualmente, el proyecto del campo de Golf y urbanización de Xaz está pendiente de la conclusión de algunos trámites urbanísticos. De hecho, el proyecto está en fase de exposición pública por parte del Concello de Oleiros, toda vez que el año pasado recibió el visto bueno de la Xunta.

El regreso al ladrillo

El viaje sin retorno hacia sectores como el petrolífero, eólico, textil e hidráulico, tanto en España como en el extranjero, que inició Jove tras la venta de Fadesa a Fernando Martín, no parece tal a la vista de las operaciones protagonizadas desde hace ya dos años por el ex propietario de Fadesa y algunos de sus históricos socios que le ayudaron a levantar la inmobiliaria hasta situarla en lo más alto del Ibex 35.

Al margen de todo lo que rodea a Inveravante, su corporación, Jove se hizo en 2010 con el control de varias inmobiliarias cuyos principales activos son bolsas de suelo en determinados puntos de Galicia. Con el objetivo de proceder a su fusión, "y sobre todo para reorganizar" participaciones, según fuentes del grupo, el empresario procedió a asumir la presidencia y la mayoría del accionariado en firmas como Nova Galiza Urbanizadora y la sociedad anónima Amigos do Piñeiro.

En ese nuevo viaje acompañan a Jove dos de sus históricos socios: Modesto Rodríguez, que fue accionista de la inmobiliaria ahora en manos de Fernando Martín, y José Fariña, ex directivo del Banco Pastor que también participa con Jove en otras sociedades. Y, además, está Epifanio Campo en el proyecto estrella de Amatista Gestión de Suelo y Patrimonio, el complejo de Xaz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad