Jove recapitaliza sus filiales mexicanas por 30 millones para venderlas al grupo Cobra

stop

El empresario se deshizo el pasado miércoles de su participación en Vetra México

Manuel Jove, en el centro, junto a Felipa Jove y Manuel Ángel Jove | EFE

22 de noviembre de 2013 (23:43 CET)

La noche del pasado miércoles el empresario Manuel Jove cerró la venta de su participación en Vetra México, compañía dedicada a la explotación petrolífera, a la española Cobra, del grupo ACS, de Florentino Pérez. No obstante, antes de ello, tres de las sociedades con las que controlaba su participación en el negocio azteca experimentaron una ampliación de capital por casi 30 millones de euros.

El pasado día 15, según datos del Registro Mercantil, tres de las sociedades de Jove dedicadas a la energía recibieron una inyección de capital por valor de 28,8 millones de euros. Aztec Energy Holding SL amplió capital por valor de 14,4 millones de euros; Energías Mexicanas por 8,3 millones y Miramar Energías por algo más de seis millones de euros. Según fuentes empresariales, estas operaciones están directamente relacionadas con la posterior venta de la participación que el empresario coruñés poseía en Vetra México.

Dejar las sociedades “cubiertas”

Para poder acometer la venta de su participación, Jove tuvo antes que ampliar el capital de las sociedades que la sustentaban vía compensación de créditos. Se trata de un aumento en el capital de la empresa en el que el socio no entrega más dinero, sino que realiza una compensación con el desembolso de las participaciones que posee.

El objetivo de esta maniobra era que las sociedades, que recibían dinero de los socios de Vetra México, “quedasen cubiertas” tras la salida del que en su día fue propietario de Fadesa.

Vetra Colombia, la joya de la corona

Con la venta de su participación en Vetra México, Jove abandona casi por completo sus negocios relacionados con el petróleo. El pasado verano, la quinta fortuna española según Forbes, cerró la venta de Vetra Colombia, en cuyo accionariado el empresario tenía un control mayoritario de hasta el 75%. Tras el acuerdo, parte del equipo directivo de Vetra, liderado por Humberto Calderón Berti y dos fondos de inversión internacionales se hicieron con el control de la compañía.

Cerrado el acuerdo, Inveravante, el holding de Jove, mantenía un participación en la filial Monclova Pirineo Gas SA, compañía de servicios petroleros que opera en cuatro estados mexicanos y que está segregada de Vetra. Esa de la que ahora se desprende.

Importe por debajo de los 300 millones

El importe de la operación no ha sido revelado, si bien se estima que tiene que estar por debajo de los 300 millones de euros, teniendo en cuenta que esa fue la cantidad que finalmente consiguió Inveravante por la venta de Vetra Colombia, la joya de la corona de sus inversiones energéticas. Cuando comenzaron las negociaciones con Calderón Berti, el punto de partida de Jove estaba en los 450 millones de euros por el 75% de la petrolera, cifra que se rebajó considerablemente, hasta situarse algo por encima de los 300 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad