Jove inicia las obras de su macroproyecto urbanístico en México DF

stop

PROYECTO EN EL EXTRANJERO

Manuel Jove, presidente de Inveravante

A Coruña, 25 de marzo de 2015 (23:52 CET)

Inveravante, el holding del empresario Manuel Jove, ha arrancado ya las obras de su macroproyecto en México DF, concretamente las que tienen que ver con la modernización de la estación de metro de Chapultepec, de las que consiguió la concesión. Está previsto que el grupo gallego aborde la construcción, uso y explotación de un gran intercambiador de transportes, que combinará conexiones de metro, tren y autobús.

Según recogen diversos medios mexicanos, Inveravante arrancó con las obras hace escasamente dos semanas. El intercambiador modal, levantado sobre suelo público, se completa con un gran proyecto inmobiliario que se desarrollará de forma anexa. El grupo de Jove ha iniciado las obras en el tiempo marcado y se espera que estén finalizadas en el horizonte de 2018. Según las autoridades aztecas, en el global de las mismas se invertirán unos 300 millones de dólares, más de 240 millones de euros.

La hoja de ruta de Inveravante

No obstante, de momento, las obras no han comenzado como tal. Inveravante se marca un plazo aproximado de seis meses para trasladar de forma temporal las estaciones actuales sobre las que va a trabajar, para poder garantizar el servicio a la ciudadanía. Una vez haya solucionado eso, comenzará con el grueso de la construcción del proyecto concesionado.

Inveravante abordará el proyecto en solitario, aunque en un inicio el Grupo Desarrollo Urbanístico Chapultepec, la sociedad que ha resultado concesionaria de las obras de conexión intermodal, estaba también participada, aunque de forma minoritaria, por BBVA Bancomer, que finalmente abandonó la alianza.

Bancomer deja el proyecto

Tanto Inveravante como BBVA Bancomer fueron seleccionados para optar a esta concesión por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de DF a través de la empresa paraestatal Calidad de Vida. Una sociedad pública que es la propietaria de los terrenos.

El proyecto es ambicioso. La prensa azteca destaca que, además de la modernización del Centro de Tranferencia Modal (Cetram) de Chapultepec, se construirá un hotel, un edificio de usos múltiples, locales comerciales, una plaza pública y una rambla. También se prevé la creación de un parking subterráneo de siete niveles que pueda hacer frente a la demanda de 220.000 usuarios diarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad