Establecimiento de Carolina Herrera, una de las marcas que comercializa Textil Lonia
stop

La presidenta de Textil Lonia, Josefina Domínguez, maneja una "family office" con un patrimonio de 66 millones y recibió otros cinco en dividendos del grupo

en A Coruña, 29 de octubre de 2018 (05:00 CET)

A Josefina Domínguez Fernández todo el mundo en Textil Lonia la llama María José a secas. La presidenta del segundo grupo de moda gallego, que comercializa las marcas Carolina Herrera y Purificación García, es una perfecta desconocida pese a la relevancia que ha adquirido en la compañía familiar en los últimos años. Pertenece a una saga partida en dos (Adolfo, por un lado, y sus hermanos Jesús, Javier y la propia Josefina, de otro), pero es para muchos "la mujer del consenso, conciliadora y nada conflictiva", según coinciden en subrayar varias fuentes de su entorno. Josefina Domínguez es la fortuna invisible que preside Textil Lonia.   

A Jesús Domínguez, el segundo de los hermanos con vida después de Adolfo, siempre se le ha relacionado con el proyecto de Textil Lonia, porque es el cerebro de la compañía, sin apenas reparar en el peso que tienen otros dos hermanos, también enfrentados con el inventor de "la arruga es bella". Se trata de Francisco Javier y Josefina, ésta última la tercera de la familia por edad.

El reparto de tareas en Lonia

Javier Domínguez y su mujer María están al frente de la dirección de Textil Lonia, que es la segunda empresa del sector en Galicia solo por detrás de Inditex. Jesús, por su parte, está apartado del día a día de la compañía, más centrado en sus negocios alimentarios en Zamora y en el proyecto de sus hijas, que es Bimba & Lola. Sin embargo, su mujer Hermesinda sigue plenamente integrada en Lonia y está al frente del departamento de diseño de mujer de Purificación García.

¿Y Josefina? ¿Qué rol desempeña la presidenta del grupo? Pues lejos de ser una figura decorativa, la única mujer de los hermanos Domínguez junto a la más pequeña, Laura, tiene un papel  activo en el día a día de la compañía. Licenciada en Económicas, Josefina fue en su día responsable financiera en Adolfo Domínguez, cuando todos los hermanos estaban unidos, en los noventa, y ahora, en Lonia, sigue "al pie del cañón" al frente de departamentos como el financiero y el administrativo, según coinciden en apuntar varias fuentes relacionadas con el grupo.

Un holding muy saneado

Josefina Domínguez detenta la presidencia de Textil Lonia a través de la holding Ver IV Proyectos SL, y también ocupa el cargo de consejero delegado solidario del grupo junto a Hermesinda, la mujer de Jesús. Fue a mediados de 2017 cuando Josefina decidió reordenar sus participaciones y crear la holding Ver IV Proyectos SL, una firma domiciliada en Pereiro de Aguiar, la zona cero de los Domínguez, y de la que es administradora solidaria.

Para la creación de Ver IV Proyectos SL, una firma sin apenas deudas, Josefina aportó participaciones hasta en tres empresas, según refleja la memoria de la sociedad. Además de Lonia, de la holding cuelgan otras dos firmas, Habana 56 SA, dedicada a servicios financieros y compraventa de inmuebles, y Ediciones Linteo, una editorial al uso con base en Ourense.

Los dividendos de Lonia

Dentro de su activo, como inversiones financieras, la holding de Josefina Domínguez declara unos 51,9 millones de euros en Textil Lonia, otros 8,5 millones en Ediciones Linteo, y algo menos de un millón en Habana 56.  Así consta en la memoria de la sociedad. El patrimonio que mueve Ver VI Proyectos se va a los 66 millones de euros.

Solo el año pasado recibió en dividendos por su paquete accionarial en Lonia unos 5 millones de euros. Y los beneficios que declara, unos 4,9 millones, que proceden básicamente de sus ingresos financieros. Así es la fortuna de Josefina Domínguez, tan desconocida hasta ahora que es todavía la empresaria sin rostro para la opinión pública gallega, como hasta este año lo fue su hermano Jesús.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad