José Souto vuelve a tropezar con sus socios hoteleros

stop

Tras romper relaciones con Husa, en concurso de acreedores, se alía con Accor, que arrastra seis años de pérdidas en su negocio en España

Richard Huerta, director del hotel, y José Souto, propietario

06 de noviembre de 2014 (21:26 CET)

No pasan por su mejor momento los socios hoteleros de José Souto, el empresario coruñés que, entre otros negocios, promovió junto con Manuel Jove y José Collazo el macro centro comercial Marineda City. El establecimiento que posee en el polígono de A Grela estaba gestionado hasta hace unos meses por la cadena Husa, de Joan Gaspart, actualmente inmersa en concurso de acreedores, lo que propició la ruptura de su acuerdo.

Souto no tardó en encontrar nuevo socio ante los problemas que presentaba Husa. El hotel sigue siendo de su propiedad, pero en la actualidad ha pasado a estar gestionado por la cadena francesa Accor. El pasado noviembre, tras ser reformado, fue reinaugurado bajo la marca Ibis Style, el primero en la comunidad gallega.

El primer Ibis de Galicia


Además, el empresario coruñés llegó a un acuerdo con la cadena hotelera por el que se convierte en su socio preferente para las futuras apertura que la cadena lleve a cabo en la comunidad (bien bajo la marca Ibis u otras del grupo) en los próximos tres años.

Pero si Husa presentaba una situación comprometida (cuenta según sus administradores concursales con un agujero de 153 millones de euros), el grupo Accor no está libre de problemas.

Los problemas de Accor en España

Accor lleva seis años registrando pérdidas en España. En el país, la cadena posee 90 hoteles, bajo las marcas Novotel, Sofitel, Ibis, Grand Mercure, Mcgallery y Adaio.

Desde 2008, la empresa salda sus ejercicios con abultados resultados negativos. En 2012 y 2013 las pérdidas se cifraron en 51 y 43 millones de euros. Así, cerró su sexto año consecutivo en negativo con unas pérdidas acumuladas de 200 millones de euros.

Nuevos hoteles

De hecho, hace unos meses, la matriz francesa de la compañía salió al rescate de su negocio español con una inyección de 44 millones de euros. Mediante una operación acordeón, se eliminaron quebrantos por valor de 115 millones de euros.

A pesar de las debilidades de Accor Hoteles España, la intención del grupo, y de Souto, es impulsar nuevas aperturas en la comunidad. Concretamente en plazas como Santiago y Vigo. No barajan la construcción de nuevos hoteles, sino adquirir y reformar algunos ya existentes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad