José Silveira, el gran naviero gallego que construye buques en Asia

stop

El dueño de Elcano lleva años apostando por astilleros extranjeros para su flota

Uno de los barcos de Elcano

21 de noviembre de 2013 (21:35 CET)

La crisis que atraviesa Navantia ha vuelto a sacar a la palestra, de forma colateral, la figura de José Silveira Cañizares, el primer naviero gallego, dueño de Elcano. Gas Natural eligió a su grupo, junto con el noruego Knutsen, para que decidiesen los nombres de los astilleros encargados de fabricar cuatro buques metaneros. A pesar de que desde la constructora naval pública insisten en que el proceso no está cerrado y se busca una vía política para acceder a estos contratos, fuentes empresariales dan el proceso por más que cerrado.

La construcción de los dos buques que debía gestionar Elcano ha ido a parar al astillero japonés de Imabari, mientras que los que ha negociado Knutsen se fabricarán, si no hay cambios, en Hyundai (Corea).

Un flota construida fuera de España

Si bien fuentes conocedoras del proceso aseguran que Navantia no llegó a presentar ninguna oferta en firme para optar a los gaseros de la mano de un armador, lo cierto también es que Silveira Cañizares no suele apostar por los astilleros gallegos, ni por los españoles, a la hora de conformar su flota. Según El Economista, desde 1997, más del 80% de los buques de Elcano se contruyen fuera de España. Profesionales del sector explican que los barcos mercantes de la flota española son grandes y no están entre las especialidades de los astilleros gallegos. Las empresas de construcción naval de la comunidad suelen trabajar en buques más pequeños, pero que poseen un alto valor añadido, como el caso de los denominados offshore.

Antes de salir a la luz el contrato con Gas Natural, en un foro sobre marina mercante celebrado en Vigo, el propio Silveira anunció que Elcano había encargado dos graneleros que estaban ya siendo construidos por astilleros chinos. Previsiblemente estarán listos en 2015 cuando su flota alcanzará las 23 unidades.

La historia de Elcano


Nacido en el municipio de Helechosa de los Montes (Extremadura) la carrera como empresario de Silveira Cañizares siempre ha estado ligada a Galicia. Sus comienzos como trabajador por cuenta ajena estuvieron en Transmediterránea y Pescanova. Fue en el 65 cuando emprendió su primer negocio, a través de la firma Transportes y Frigoríficos Internacional, según se recoge en el libro Señores de Galicia (La Esfera de los Libros). Pero fue en 1997 cuando, a través de su holding, A Nosa Terra 21, abordó la compra de Elcano. La privatización de la mayor naviera española fue financiada por la antigua Caixanova de Julio Fernández Gayoso (la hija del banquero está casada con uno de los vástagos del empresario).

El holding del naviero gallego se convirtió con los años en el primer grupo del sector del transporte por mar en España. La sede social de la compañía se ha mantenido en Madrid, aunque su base de operaciones está en Vigo. En su flota figuran petroleros, quimiqueros, bulkcarriers o graneleros, navíos de transporte de gas licuado de petrólero y buques de suministro de productos petrolíferos. Es una de las empresas más diversificadas, no sólo en cuanto a negocio, también geográficamente. De hecho, el 90% de la flota de Elcano depende de filiales constituidas en otros países. Solamente tres de los buques de la compañía operan desde España.

Filiales en Brasil, Madeira y Bahamas

Argentina y Brasil son dos de los principales ejes de expansión de la compañía naviera, pero también lo son plazas financieras como Madeira o Malta. Una de sus filiales es la Empresa de Navegaçao Elcano SA (Elcano Brasil), domiciliada en Río de Janeiro, desde su constitución en 2001. A su vez, es propietaria del 100% de Doria Shipping Ltd., empresa con domicilio en Bahamas, constituida en 2005.

Jofre Shipping Ltd. es otra de las filiales, en este caso con domicilio en Malta. También cuenta con Laura Shipping, con sede en Madeira, Portugal, que es propietaria a de cinco buques bulkcarriers y cuatro quimiqueros.

No obstante, a través de A Nosa Terra XXI Silveira cuenta con otras empresas que sí operan en Galicia. Es el caso de la compañía de remolcadores Remolcanosa, y Povisa, el primer hospital privado de la comunidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad