Jesús Lence amenaza con trasladar Leche Río a Madrid

stop

El empresario asegura que si el Ayuntamiento de Lugo no da una solución urbanística para la planta de O Ceao optará por deslocalizar la producción, que afectaría a 400 ganaderos gallegos

Jesús Lence

en A Coruña, 09 de marzo de 2016 (16:40 CET)

Otra vez una amenaza por respuesta ante una adversidad, que en esta ocasión llega en forma de revés judicial. El propietario de Leite Río, Jesús Lence, ha avisado este miércoles de que si el Ayuntamiento de Lugo no aporta una solución a la planta envasadora de leche del polígono lucense de O Ceao II, tras la sentencia del Tribunal Supremo que confirma la orden de demolición, optará por "la deslocalización" de la fábrica a la Comunidad de Madrid.  

Lence ha advertido que esa sentencia "puede tener la consecuencia que quiera el Ayuntamiento de Lugo", "porque el terreno es urbanizable y la planta es legalizable". La sentencia del Supremo, con fecha del 24 de febrero, rechaza los seis motivos del recurso de casación presentado por Leite Río contra la orden de derribo de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) dictada en 2014 por no ajustarse la planta a la legalidad urbanística, al tratarse de obras ilegales que carecen de licencia municipal y de autorización autonómica.

Llevarse la maquinaria  

Al respecto, Lence ha apuntado de que "si el Ayuntamiento de Lugo quiere en esa finca se puede hacer una unidad de actuación puntual y decir que es urbanizable", "pero si el Ayuntamiento de Lugo no está por esa labor habrá que organizarse para hacer la deslocalización de esa planta".   Así, asegura que se estudia, en el caso de que haya demoler esa fábrica, trasladar la planta a la Comunidad de Madrid. "No hay más que sacarla y llevarla a donde sea, la maquinaria es toda movible", sostiene.

En la actualidad, Leite Río recoge la producción de unos 400 ganaderos gallegos para la industrialización en la planta de O Ceao II, unos 1.000 litros diarios a cada uno, según las cifras aportadas por Jesús Lence.  "Eso significara que se están recogiendo 400.000 litros diarios de leche gallega, que se están industrializando y envasando ahí, y que en el momento que se esté en Madrid ya no entrarán ahí", ha avisado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad