Jealsa y Fandicosta, las opciones de la banca para tomar las riendas de Pescanova

stop

El nombre del grupo conservero ya sonó como uno de los posibles interesados en activos de la pesquera cuando estalló su crisis

Jesús Alonso, presidente del grupo Jealsa, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo | EFE

26 de marzo de 2014 (02:00 CET)

La banca acreedora en Pescanova rechaza el convenio de Damm y Luxempart para reflotar la compañía y está dispuesta a activar un plan B que pasa por hacerse con las riendas de la pesquera tras su eventual liquidación, pero de la mano de “un socio industrial gallego”. Aunque entidades rechazan hablar de nombres para no “frustrar las negociaciones”, en el sector ya hay varios candidatos claros.

Jealsa, Fandiscosta o incluso Profand son los nombres que más suenan entre los empresarios gallegos que, no obstante, dudan de que las entidades puedan tener ya cerrada la entrada de un eventual socio industrial ante las dificultadas que entraña el reflote de Pescanova, con una deuda que roza los 4.000 millones.

Jealsa suena de nuevo


No es la primera vez que el nombre de Jealsa-Rianxeira, la primera empresa conservera de Galicia por facturación, suena como posible interesada en Pescanova. Hace ya casi un año, al mismo tiempo que el juez apartaba a Manuel Fernández de Sousa y al consejo de la pesquera de las labores diarias de administración del grupo, desde el antiguo steering committe de acredores bancarios reconocían el interés de operadores por hacerse con activos de la empresa e incluso afirmaban que existían contactos oficiosos para buscar una “solución local”. Esta pasaba precisamente por la compañía que preside Jesús Alonso. Una posibilidad, filtraban por aquel entonces, del agrado de la propia Xunta de Galicia.

Las relaciones entre el grupo conservero y el actual Gobierno gallego son buenas, no en vano, el fundador del grupo, Jesús Alonso, fue alcalde de Boiro por el PP entre 1995 y 2003. La compañía cerró el ejercicio 2012, el último con cuentas presentadas, con un beneficio de 3,2 millones de euros y un ebitda de 11. La cifra de negocios pasó de 281 millones a 328. Aunque se trata de una compañía conservera y no pesquera (término empleado por la banca acerca de sus preferencia sobre el socio industrial), Jealsa posee su propia flota de barcos y participa en la atunera Albacora.

“Candidatos naturales”


Pero, desde el sector también apuntan otros dos nombres que cumplirían los requisitos como eventuales socios industriales de la banca. Fandiscosta y Profand.

Fandicosta, con sede en Moaña, se ha convertido con los años en un referente en el panorama de los productos congelados. Presidida por Ángel Martínez, facturó 101 millones de euros durante el pasado ejercicio con un crecimiento en las ventas de un 14% y de un 18% en volumen de toneladas. Participa en sociedades como Pesquera Cruz del Sur, en Argentina, y Blue Planet, con sedes en Vietnan y China. Tiene en cartera 24 barcos congeladores.

Varios armadores y empresarios del sector pesquero consultados por Economía Digital indican que si la apuesta de los bancos es buscar un socio que aporte know how, uno de los “candidatos naturales” sería Fandicosta, aunque no el único. También está Profand.

Profand, la aliada de Mercadona


Creada en 2011 tras la fusión de Frigoríficos Fandiño, de la familia asturiana Saco, y Congelados Marinos Promar, de los García Chillón, es uno de los principales operadores nacionales en el sector de los pescados y mariscos congelados. Cuenta con flota de barcos propia y presencia en caladeros de casi todo el mundo, además de plantas de procesado en cuatro continentes. Precisamente, el pasado agosto, Fandicosta compró en autocartera el 32,5% de sus acciones, que estaba en manos de Profand, por unos dos millones de euros.

Desde el sector destacan que Profand guarda “más similitudes en su forma de trabajar” con Pescanova que Fandiscosta y, además, posee un contrato de interproveedor con Mercadona. En 2012 su facturación se disparó hasta los 190 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad