Jealsa-Rianxeira vende su polémica planta de El Sáhara

stop

La primera conservera gallega se desprende de la totalidad de Damsa, con fábrica en El Aaiún, desde la que suministraba a Mercadona

Jesús Alonso (Jealsa) recibe el premio a la Excelencia empresarial

A Coruña, 22 de diciembre de 2014 (22:25 CET)

La primera conservera gallega abandona uno de sus proyectos más polémicos. Jealsa-Rianxeira ha decidido desprenderse de la totalidad de capital que controlaba en Damsa, una fábrica montada en El Sáhara Occidental, dedicada al procesado de sardina con destino a la distribución de marca blanca, principalmente a Mercadona. La planta de El Aaiún fue durante años duramente criticada desde diversas esferas por explotar los recursos naturales de El Sáhara al margen de los dictados de Naciones Unidas.

Jealsa siempre consideró Damsa una filial marroquí, pese a que está en suelo ocupado. La compañía presidida por Jesús Alonso firmó la venta de Damsa el pasado mes de febrero, sin que apenas trascendiera importe de la operación y comprador final, lo que refuerza la discreción con la que ha llevado la gestión de la filial en los últimos años. La compañía gallega con sede en Bodión (Boiro) señala que sus cuentas que "se ha procedido a la venta de la totalidad de la participación de la filial marroquí Damsa SA procediéndose a su retiro del perímetro de consolidación a partir de febrero" de este año.

Control total

Jealsa entró en El Sáhara de la mano de un prócer marroquí, que participó accionarialmetne en el proyecto. Hasta el año pasado, el grupo conservero gallego controlaba un 55% del capital de Damsa, y Jesús Manuel Alonso Escurís, hijo del presidente de la multinacional, detentaba el primer puesto ejecutivo en la filial.

Unos meses antes de la venta, concretamente el 19 de septiembre de 2013, el grupo gallego decidió adquirir el 100% de Damsa. Según explican los administradore de Jealsa, la compañía compró 90.000 participaciones de esta sociedad por un importe de 1,7 milllones euros, mediante la capitalización de créditos concedidos a la firma Oro Fish Maroc, por importe de 866.518 euros, "y desembolsando en efectivo el importe restante", explican. Con esta adquisición, la participación del grupo gallego pasó de un 55% al 100%.

Duras críticas

Diversas organizaciones y voces conocedoras de la situación de El Sáhara han denunciado repetidamente la situación de Damsa. Es el caso de Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago. En su opinión, los grupos españoles, en referencia a Jealsa y Mercadona, son protagonistas y cómplices de "la sustracción, en contravención de las resoluciones de Naciones Unidas, del pescado de El Sáhara Occidental y haciendo oídos sordos a las denuncias que varios defensores de los derechos de los saharauis llevan haciendo, pidiendo que ponga fin al expolio de riquezas que son del pueblo saharaui".

Ruiz Miguel señala que, en su inmensa mayoría, los trabajadores de Damsa eran colonos marroquíes. "Los saharauis, es decir, aquellos que Naciones Unidas han reconocido como saharauis en su censo, son una pequeñísima parte", explica el catedrático de la Universidad de Santiago.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad