Jealsa rebaja su dependencia de Mercadona, que se lleva la mitad de sus ventas

stop

El grupo conservero incrementa su ingresos hasta los 531 millones en 2015, pero los resultados se resienten y gana menos debido a sus elevadas amortizaciones

Juan Roig, Jesús Manuel Alonso y Jesús Alonso

en A Coruña, 03 de noviembre de 2016 (01:38 CET)

Jealsa, la primera conservera gallega, ha logrado recortar su "Mercadonadependencia". Lo hizo en el 2015, un año en el que el 56% de su cifra de negocio consolidada fue generada por la cadena de alimentación del grupo presidido por Juan Roig. El grupo conservero con sede en Boiro logró rebajar en tres puntos sobre el 2014 esa facturación a un único cliente. En dicho año, el 59% de sus ventas habían sido generadas por adquisiciones de Mercadona, destinadas de forma mayoritaria a la marca blanca.  

A Jealsa parece irle muy bien con Mercadona. De hecho, en sus previsiones para este año el grupo gallego espera que "siga avanzando la recuperación económica, mejorando el consumo, la recuperación de los mercados latinoamericanos, y junto con la apuesta del grupo por la innovación y la calidad, nos permita incrementar la cifra de negocio, tanto a nivel nacional". Será también "acompañando a nuestro cliente Mercadona, como a nivel de mercados exteriores, con las medidas que se han tomado para la mejora en los mercados latinoamericanos y la nueva creación de la filial italiana".  Así lo asegura la conservera de los Alonso Escurís la memoria de la Corporación Empresarial Jealsa correspondiente al año pasado.

Riesgos mínimos

Los auditores de Jealsa, la consultora Deloitte, advierten en su informe, en un párrafo de énfasis, en la concentración de ventas en un único cliente, aunque esa circunstancia no modifica su opinión favorable sobre las cuentas del primer grupo conservero gallego. Jealsa admite la elevada concentración de ventas en un único cliente como un factor a tener en cuenta, pero sin embargo señala que "dada la solvencia del mismo, no presenta ningún tipo de riesgo". 

En Italia, el grupo conservero rompió el año pasado con sus socios, quedándose con la marca Mare Aperto, que actualmente comercializa a través de una nueva filial. Durante el ejercicio 2015 se produjo por primera vez en los últimos 50 años una reducción del mercado español de conservas de pescado en un 1,2% en volumen, "lo que contrasta con una mejora de la economía del país y ser productos básicos en nuestra alimentación". Esa circunstancia influyó de manera determinante en los resultados consolidados de Jealsa. 

El beneficio se resiente

La cifra de negocio de la compañía se elevó hasta los 531 millones de euros, sobre los 521,4 millones facturados en 2014. El año pasado, sin embargo, el resultado de explotación cayó hasta los 28,4 millones, desde los 32,2 millones del ejercicio precedente. Otro tanto sucedió con el resultado antes de impuestos, que se contrajo a menos de la mitad, hasta los 5,2 millones, desde los 11,7 millones firmados en 2014. 

El proceso inversor en el que está inmersa la compañía, tanto en el sector de la conserva como en el de la energía, así como la gestión de su deuda, provocó en parte estos resultados, que se vieron minorados por un cash flow antes de impuestos de 41,4 millones, frente a los 40,3 millones del ejercicio precedente. En esta partida se incorpora el resultado antes de impuestos más amortizaciones, más los resultados por enajenación de instrumentos financieros y las correcciones de valor sobre financiación de inversiones en moneda extranjera.  

Amortizaciones e inspecciones

El ebitda (resultado de explotación más amortizaciones) de la Corporación Empresarial Jealsa se quedó en 50,2 millones, frente a los 51,7 millones de 2014. Algo similar, aunque de forma mucho más acusada, sucedió con el resultado consolidado neto, que se situó en 1,8 millones, frente a los 7,2 millones de 2014. 

Jealsa ha visto cómo en marzo de este año se iniciaron actuaciones inspectoras por parte de la Agencia Tributaria sobre el Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre el Valor Añadido de los ejercicios 2011, 2012 y 2013. Así lo reconoce la compañía en su memoria consolidada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad