Jealsa integra en su corporación la sociedad holding radicada en Holanda

stop

La primera conservera gallega impulsa su división de participaciones empresariales con el traspaso de sus negocios en ocho filiales

Jesús Alonso, presidente del grupo Jealsa, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo | EFE

29 de octubre de 2013 (20:36 CET)

Energías renovables, puesta en valor de residuos, depuración y reciclaje y medioambiente son algunos de los sectores al margen de las conservas en los que está inmersa Jealsa Rianxeira, la primera empresa gallega del sector y una de las más internacionalizadas. La compañía de Boiro, de la familia Alonso-Escurís, ha acometido un plan de reestructuración que lleva aparejado el impulso de su corporación empresarial y que integra participaciones en ocho filiales con negocios al margen de las conservas. Es así como Corporación Empresarial Jealsa, creada en 2011, comienza a tomar cuerpo, como sociedad beneficiaria de la escisión y el traspaso de paquetes en firmas como Beltaine Renovables, Pet Select, Valorización de Residuos Orgánicos (Valora), Boiro Energía, Depuración Destilación y Reciclaje SL, así como Jealsa Energía y Jealsa Medioambiente.

Para dar forma a este proyecto, los acuerdos se tomaron en las respectivas juntas generales tanto de Jealsa como de su corporación, que hasta ahora, desde su constitución, tenía como única filial a la firma Fresh Gourmet Europe. Jealsa acometió este mismo año una ampliación de capital en su corporación, hasta situarse en 55 millones de euros, según datos depositados en el Registro Mercantil.

La rama holandesa

La Corporación Empresarial Jealsa ha procedido también a aglutinar la participación de la sociedad holding del grupo, domiciliada en Holanda. Se trata de Sant Yago Holding BV, empleada, como en los casos de grandes corporaciones, para canalizar las inversiones de la red exterior de filiales del grupo conservero.

Holanda, muy utilizada por grandes empresas, caso de Inditex, encabeza el ranking de los flujos de capital de todo el mundo junto con Irlanda, Luxemburgo y Suiza, según un informe del Instituto de Comercio Exterior (ICEX). “Aunque no puede ser considerado como un centro financiero offshore, ya que las empresas hacen frente a unos impuestos societarios relativamente altos, Holanda sí que ofrece condiciones beneficiosas sobre todo en lo relativo a convenios de doble imposición y de inversión para utilizar sociedades holandesas en la estructuración de transacciones financieras internacionales”, señala el estudio del organismo dependiente del Ministerio de Economía.

Añade el estudio que el sistema holandés resulta especialmente atractivo “para sociedades holding, lo que otorga a las multinacionales internacionales muchas ventajas mientras que no les exige reales obligaciones”. Además de los tratados de doble imposición, Holanda cuenta con el llamado “privilegio de filiación” para las sociedades holding, que les permite eximirse del pago por los dividendos y ganancias que les reporten sus filiales, siempre que se tenga una participación mínima en la filial del 5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad