Jacinto Rey no se rinde: reclama en los tribunales los megavatios del concurso eólico del bipartito

stop

El grupo, que renegocia su deuda in extremis, defiende que tiene “derecho a que los proyectos sean tramitados y autorizados” y mantiene varios recursos en el Tribunal Superior de Xustiza

Jacinto Rey y aerogeneradores eólicos

21 de abril de 2014 (20:36 CET)

Agarrarse a un clavo ardiendo cuando las cosas vienen muy mal dadas. Algo así es lo que ha hecho el Grupo San José: mientras renegocia con un pool bancario la refinanciación de su multimillonaria deuda mantiene abierto el frente judicial para recuperar los megavatios que obtuvo en el polémico concurso eólico del bipartito. A través de la filial Enerxías Renovables de Galicia, el grupo defiende que tiene “derecho a que los proyectos sean tramitados y autorizados”, y ante la suspensión del procedimiento decretada por el PP cuando llegó a San Caetano, mantiene varios frentes judiciales abiertos para recuperar los megavatios que considera suyos.

San José no es el primer grupo que toma su propio camino para que se restituyan los derechos adquiridos en el concurso del bipartito. Aucosa Eólica, que aglutina a varios grupos conserveros, también ha llevado a últimas instancias sus reclamaciones. En el caso del grupo constructor, ha sido Enerxías Renovables de Galicia la que ha tomado la iniciativa. La firma, prácticamente sin actividad, tenía a enero de 2013 como accionistas a San José Energía y Medio Ambiente y Grupo Empresarial San José, con paquetes del 75% y 25% del capital de la sociedad, respectivamente.

Gran beneficiaria del bipartito

La compañía mantiene que entre los principales contratos y adjudicaciones vigentes se encuentra “la resolución de la aprobación de anteproyectos de instalación de parques eólicos, por la que se determina la potencia máxima de megavatios para tramitar en el periodo 2008-2021, que se produjo el 26 de diciembre de 2008 y se hizo pública el 2 de febrero de 2009 mediante anuncio por parte de la Dirección Xeral de Industria, Enerxía e Minas”. Ese es el polémico concurso del bipartito, en el que el grupo resultó adjudicatario de un total de 142 megavatios, colocándose como uno de los grandes beneficiarios.

“Todo lo anterior implica”, dice en su memoria Enerxías Renovables de Galicia, “que la sociedad ostenta un derecho a que tales anteproyectos sean tramitados y autorizados y, en tal sentido, y ante la suspensión del procedimiento decretada por resolución de 7 de agosto de 2009 (la llevada a cabo por el PP), ha interpuesto las correspondientes demandas ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en defensa de todos los derechos que le asisten”.

Los contratos del PP


En cuanto al posterior concurso eólico, el del PP, Enerxías Renovables de Galicia resultó adjudicataria de un total de 29 megavatios en 2010, para la asignación de 2.225 megavatios de potencia. Aunque de incierta ejecución, el grupo señala que “la promoción de los 29 megavatios concedidos conlleva asociado un plan industrial con unas inversiones requeridas de más de 1.200 millones de euros”. A mayores, en el catálogo de adjudicaciones que presenta en su memoria, señala que con fecha 30 de abril de 2010, la Xunta emitió una resolución por la cual se aprobaban los proyectos de instalación de centrales de biomasa, resultando seleccionada con un total de tres anteproyectos, con una potencia total de 4,98 megavatios.

De que Jacinto Rey se tomó muy en serio la energía eólica en Galicia da cuenta la conformación de lo que era el equipo de Enerxías Renovables de Galicia, una firma que acaba de acometer una fuerte reducción de capital. Hasta abril del año pasado, integraban su consejo Guillermo Briones, el ejecutivo de la casa Pedro Aller, e ilustres como José Manuel Otero Novas y Domingo Docampo. Desde entonces, un administrador, Miguel Ángel Armesto, lleva las riendas de la sociedad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad