Peaje en la Autopista del Atlántico

Uno de cada dos euros que ingresa el gigante Itínere procede de la AP-9

stop

La Autopista del Atlántico aportó la mitad de los 268 millones de ingresos registrados por Itínere en 2016

A Coruña, 05 de julio de 2017 (08:00 CET)

En pleno proceso de venta, paralizado en las últimas semanas por el cambio de postura de Liberbank, Itínere sigue sacando tajada de sus autopistas gallegas. En 2016, según figura en sus cuentas anuales consolidadas, la concesionaria obtuvo de Autopistas del Atlántico S.A. (Audasa), la firma que controla la AP-9, uno de cada dos euros que ingresó.

En concreto, la cifra de negocio de Audasa ascendió el pasado ejercicio a 138,6 millones de euros, un 3,26% más que el año anterior. Esta cantidad representa el 51,6% de los ingresos de Itínere Infraestructuras –sociedad en la que Abanca controla el 23,81% del capital–, que alcanzaron al cierre del año los 268,7 millones de euros.

No obstante, la rebaja en los peajes de la autopista, que continúa en manos del Ministerio de Fomento a pesar de las múltiples peticiones que desde el Gobierno gallego se han realizado solicitando su traspaso, ha pasado factura a las cuentas de Audasa. En el último año, el beneficio ha caído un 15,5%, hasta situarse en los 8,6 millones de euros.

La aportación de las otras gallegas

En el caso de Autoestradas, la sociedad a través de la que Itinere controla las concesiones de la AG-55, que une A Coruña y Carballo, y la AG-57, entre Puxeiros y Val Miñor, ambas de titularidad autonómica, los precios han subido, sin que esto haya impedido que el resultado pasase de los 2,6 millones de 2015 a los 1,9 de 2016.

Además, Autoestradas se convirtió en la única de las sociedades concesionarias que aportaron a Itínere menos ingresos que un año antes. En 2016, la sociedad facturó 13,2 millones, un 0,31% menos que el ejercicio anterior.

Hemeroteca

Audasa (AP-9)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad